• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Abastos Bicentenario rechaza eliminación de compra por cédula

Policías nacionales, Sebin y Cicpc resguardan los abastos de la red pública | Foto Williams Marrero

Policías nacionales, Sebin y Cicpc resguardan los abastos de la red pública | Foto Williams Marrero

Trabajadores denuncian agresiones físicas y verbales por incremento de usuarios en más de 230%   

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La eliminación de la restricción de compra según el terminal de la cédula de identidad ha incrementado de manera exponencial el número de compradores en la red de Abastos Bicentenario, lo que ha ocasionado alteraciones de orden público, hostilidad y agresiones contra los trabajadores, denunció Jorge Luis Lastra, secretario general del Sindicato de Trabajadores Unidos del Comercio y Afines.

En el establecimiento de Terrazas del Ávila la cantidad de usuarios pasó de 1.500 a 5.000, un repunte de 233%. En Plaza Venezuela subió de 3.500 a 10.000 aproximadamente, un incremento de 185,7%, y en Macaracuay se duplicaron de 800 a 1.600, informó.

Lastra indicó que el gobierno aumentó, de 4 a 30, el número de guardias nacionales para resguardar los establecimientos, sin embargo la cantidad resulta insuficiente para controlar a tantos compradores.

Contó que la reja perimetral de la tienda de Terrazas del Ávila fue derribada por consumidores y un grupo irrumpió en uno de sus depósitos, lo que generó zozobra entre los empleados. “Durante la semana se produjeron dos conatos de saqueo y un trabajador resultó con el hombro dislocado”.

Lastra agregó que una cajera del Bicentenario de Charallave fue golpeada en la cara con un paquete de harina de maíz que le lanzó un cliente. Y en el local de Macaracuay dos trabajadores fueron rasguñados en los brazos cuando impedían que una usuaria escondiera varios pollos en la parte inferior de un anaquel. Mientras que en el Bicentenario de Palo Verde la policía disparó al aire para dispersar a consumidores que estaban en actitud hostil.

Por estas razones la Policial Nacional se encuentra resguardando estos comercios. Además, funcionarios del Sebin y el Cicpc pasan por allí una o dos veces al día.

Delio León, subgerente de Abastos Bicentenario de Macaracuay, señaló que diariamente registran pérdidas debido a que clientes consumen alimentos dentro del establecimiento sin pagarlos. “Toman jugos, yogurt, comen frutas, pan y productos de charcutería, también galletas. Se calculan dos carritos de mercado con desechos de productos que han sido abiertos”.

Cifra
2 carritos de mercado con desechos de productos y bebidas que los clientes consumen dentro de los abastos sin pagarlos, recogen diariamente los empleados