• Caracas (Venezuela)

Diario de las Américas Editorial

Al instante

Diario de las Américas Editorial

Viaje a ninguna parte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jueves hace 100 días que los estudiantes salieron a las calles a protestar exigiendo un cambio en la manera de gobernar de Nicolás Maduro, tanto en la forma como en el fondo. Se abrió entonces una puerta a la esperanza y comenzaron las comparaciones con otras revueltas populares de la historia que han culminado con la caída de un régimen totalitario como el que se ha construido a la asombra de la figura del golpista Hugo Chávez.

Lo razonable de las demandas: desde las más básicas libertades hasta la simple posibilidad de conseguir alimentos hacía concebir aún más esperanza. La brutal represión generada desde las cloacas del régimen y el encarcelamiento del opositor Leopoldo López fueron muestras de la debilidad y nerviosismo de Maduro y su equipo. La comunidad internacional dio algunos tímidos pasos y algunos medios del extranjero reflejaron la situación de una manera más amplia que en otras ocasiones anteriores.

Sin embargo, 42 muertos y más de 3.000 detenciones puede que no hayan servido para nada. En este momento la oposición aparece dividida. Los que más han dado la cara, encarcelados o apartados, Capriles enmudecido mientras otro hacen el juego a un diálogo trampa planteado por el gobierno.

Es imposible olvidar, en un día como hoy a Leopoldo López, el preso político cuya gesta representa la mayor vergüenza de un Gobierno cuyo único objetivo es mantenerse en el poder. Doctores en propaganda y represión, los herederos del chavismo siguen adelante mientras la oposición sigue sin fijar un rumbo y el pueblo venezolano se lleva la peor parte.

Pudieron ser los 100 días que encaminaron a Venezuela a la senda democrática, pero en realidad los actos heroicos propiciados por los jóvenes se han convertido en un viaje a ninguna parte. Es necesario que alguien responsable pueda marcar un nuevo rumbo.