• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Otra zafra boricua de camino a las mayores

Carlos Correa, Novato del Año a la izquierda, celebra con el venezolano José Altuve / AP

Carlos Correa, Novato del Año a la izquierda, celebra con el venezolano José Altuve / AP

 Un puñado de prospectos podría seguirle los pasos a Carlos Correa y a Francisco Lindor en el 2016

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

2015 fue uno de los mejores años en la historia del beisbol boricua.

Carlos Correa y Francisco Lindor ocuparon las primeras planas con sus jugadas en el campo corto. Correa ganó el premio al Novato del Año de la Liga Americana con los Astros de Houston, bateando .279 con 22 cuadrangulares y 68 carreras impulsadas, e impresionando con su guante, con su brazo y con su temple, madurez y liderazgo en el terreno de juego.

Lindor llegó segundo en la votación al premio que se llevó Correa, y brilló por luz propia con los Indios de Cleveland, acumulando promedio de .313 con 12 cuadrangulares y 51 impulsadas, y luciéndose en la defensa.

Adjunto varias de las promesas que deben despuntar en las Grandes Ligas para el 2016.

José Orlando Berríos, Minnesota: este serpentinero bayamonés de 21 años de edad es el portaestandarte de los prospectos boricuas en 2016. Derecho, de seis pies de estatura, con una buena bola rápida (ha sido registrada alcanzando 93 millas por hora) pero sobre todo disciplina. Recibió una invitación de los Mellizos para que participe en el entrenamiento primaveral.

La pasada temporada tuvo efectividad de de 2.87 y marca de 14-5 en 27 aperturas jugando en Doble A y Triple A.

José de León, L.A. Dodgers: El isabelino de 23 años de edad y 6’2” de estatura es una de las apuestas que los Dodgers están haciendo para su futuro cercano. En el 2015 pitcheo con Rancho Cucamonga en Clase A, hilvanando marca de 4-1 con 1.67 de ERA en siete salidas allí. En Doble A el año pasado tuvo 2-6 con 3.69 de ERA y aunque no pasó por Triple A, los Dodgers esperan que suba en la venidera temporada.

Edwin Díaz, Seattle: Otra promesa monticular. Derecho, de 6’3” de alto y 21 años, este pitcher naguabeño cursó escuela superior en Caguas Military Academy y el año pasado jugó Clase A fuerte y Doble A. En total y tuvo 7-10 con 3.82 en 27 aperturas.

Joe Jiménez, Detroit: Natural de San Juan y graduado de la Puerto Rico Baseball Academy en Gurabo, Jiménez es la potencial solución del problema que Detroit ha tenido en años recientes consiguiendo un taponero exitoso y consistente. Jiménez tiene 20 años y lleva apenas una temporada como relevista, terminando con marca de 5-1 y efectividad de 1.47 en 40 salidas en Clase A durante el 2015.

Jorge López, Milwaukee: Otro lanzador derecho reclutado en la Caguas Military Academy, López tiene 22 años y mide 6’3”. Su actuación en Doble A el año pasado le ganó una visita al equipo grande al final de la campaña. Con los Cerveceros abrió dos partidos, terminando con récord de 1-1 y 5.40 de ERA.

Javier Báez con Chicago

El bayamonés jugador de cuadro tuvo un impresionante debut en Las Mayores durante el 2014. Pegó nueve vuelacercas en 52 partidos. Pero también mostró impaciencia en el plato, ponchándose a menudo, y en el 2015 fue enviado a la filial de los Cachorros en Triple A, Iowa.

El año pasado el derecho de 6’0” de estatura también tuvo que lidiar con el fallecimiento de su hermana, por lo que tuvo que abandonar el equipo durante un tiempo.

Báez apenas tiene 23 años de edad y ha trabajado en su paciencia en el plato y en acortar su swing. Si logra superar esto y demás distracciones, el 2016 podría ser el año en el que se solidifica como grandes ligas.