• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Luis Figo mostró su cara más altruista al llegar a Venezuela

El portugués aterrizó en Maiquetía con la intención de buscar fondos para su fundación con fines benéficos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Figo, tenemos 10.000 millones de razones para odiarte”, rezaba una pancarta en el Camp Nou, la tarde en la que el portugués regresó a Barcelona en el año 2.000, luego de ser comprado por el Real Madrid por 10.000 millones de pesetas (equivalente a 60 millones de euros actuales). La etiqueta de pesetero le persiguió por varios años, aunque a Figo, un tipo más bien introvertido, no le importó mucho.

Ayer el portugués llegó a Venezuela para jugar junto a sus amigos en el marco de la Copa Italcambio, mañana en Puerto La Cruz. El motivo de la visita de Figo es la de promocionar a su fundación, que lleva su nombre, la cual tiene desde marzo de 2003 trabajando en diversas obras benéficas, en su mayoría dentro de Portugal.

“A través del deporte buscamos mejores condiciones de vida para los jóvenes”, comentó el portugués, quien fue presentado por Carlos Dorado, presidente de Italcambio, como un altruista.

“Ninguno de los jugadores que vienen a jugar van a cobrar”, aseguró el empresario, el gran responsable de que Figo, de quien es amigo personal, tomara a Venezuela como una nueva parada para sus partidos benéficos. “La intención es recaudar fondos en este partido para poder llevar a cabo los proyectos de este año”, comentó el ex jugador, quien habla español con fluidez pero marcando en cada pronunciación la s, un rasgo muy característico del idioma de su país.

De tanto en tanto mezcla alguna palabra en portugués y algún término en inglés, como budget, en referencia al presupuesto de la organización. Utilizando conceptos que normalmente son más comunes en un egresado universitario que en un deportista como subsidio o dignificar.


Obras. Entre los logros que defiende Luis Figo a través de la fundación está la construcción de un par de residencias en Lisboa en las que ayudan a la reinserción social de jóvenes con problemas familiares o económicos. “Están ubicadas en zonas donde hay un alto abandono escolar y a través del deporte pueden tener éxito y se hace más fácil reintegrar a la sociedad”.

Entre los programas hay otro que consiste en el contratar un cuerpo de terapeutas que ayuden a jóvenes con discapacidades y uno más en el que compran sillas de ruedas y otros implementos para ayudar a niños con limitaciones. “Ese es uno de los proyectos más lindos”, dijo. Mientras habla de los planes, el ex mediocampista se va emocionando y van aumentando la cantidad de palabras en portugués que se van coleando en su discurso. Una de ellas, sucesso, que se traduce como éxito.

Un par de kilos más flaco que desde la última vez que se le vio en un campo y con un claro apego a las directrices de la moda, Figo se tomó varias decenas de fotos antes de despedirse. “Si podemos darle ayuda a 50 personas es mejor que a ninguna”, explicó antes de piropear al fútbol venezolano. “Miku tiene varios años jugando en España, Rondón hizo una gran temporada en el Málaga antes de ser traspaso. No sé por que no hay más jugadores venezolanos jugando en Europa”, dijo. También habló de la Vinotinto y de su soberana intención de clasificar al Mundial. “Eso dignificaría mucho al fútbol venezolano”, opinó.

El Figo que llegó ayer a Caracas no tiene ni una pizca de aquello que le acusan sus detractores en Barcelona.