• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lo vivió con intensidad

Jesús Sucre afronta su tercera temporada en las mayores, todas con los Marineros | FOTO AP

Jesús Sucre afronta su tercera temporada en las mayores, todas con los Marineros | FOTO AP

Jesús Sucre admitió sentir nervios detrás del plato mientras guiaba al lanzador japonés Hisashi Iwaukuma al juego sin hit ni carreras

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Convertirse en el quinto receptor venezolano que es parte de un juego sin hit ni carreras en las Grandes Ligas es un logro que incluye suspenso y genera, sobre todo, nervios. Si lo dudan, pregúntenle a Jesús Sucre.

El criollo estuvo hace dos días detrás del plato conduciendo a Hisashi Iwaukuma al quinto no hitter que logra un lanzador de los Marineros.

“A partir de la séptima entrada sentí nervios en cada lanzamiento que llamé", declaró Sucre al rotativo Seattle Times, tras de la celebración que se produjo sobre el terreno del Safeco Field, en Seattle.

Miguel Montero se convirtió en el primer careta del patio que figuró en este tipo de hazaña, al hacer batería con Edwin Jackson el 25 de junio de 2010, cuando ambos lucían el uniforme de los Cascabeles de Arizona. Después se unió Héctor Sánchez (Gigantes), Wilson Ramos (en dos ocasiones con los Nacionales) y Jesús Montero, también con los navieros como Sucre; pero con la peculiaridad que en ese “no-no” trabajó el abridor Kevin Milwood y otros cinco relevistas.

"Creo que (Iwakuma) estaba muy feliz", aseguró Sucre sobre su compañero, que igualó a Hideo Nomo como los únicos japoneses que hasta al momento han dejado sin hit ni carreras a un rival durante un encuentro de la gran carpa.  

Nomo, incluso, lo hizo hasta en dos ocasiones: primero con los Dodgers (17 de septiembre de 1996) y, posteriormente, con los Medias Rojas (4 de abril de 2001).

"Cada vez que tiraba un strike, se notaba en su cara que estaba feliz. Se podía ver en su cara, se reía. Cada vez que terminaba una entrada, se mostraba feliz", rememoró Sucre, de 27 años de edad.

Clave. Tanto Iwakuma como Sucre vivieron momentos de tensión. En el octavo episodio, por ejemplo, los Orioles amenazaron con ponerle fin al mágico momento. El derecho nipón puso en cuenta adversa de 3-1 a Caleb Joseph y Sucre volteó hacia el manager Lloyd McClendon, en busca de ayuda sobre qué envío solicitar. Pero no obtuvo respuesta.

“En 3-1, los bateadores de Grandes Ligas no fallan", reconoció luego el receptor.

"En mi mente, quería una recta afuera, porque yo sé que ese tipo es un bateador que jala los pitcheos. (Iwakuma) estaba poniendo la pelota muy bien en esa zona, abajo y afuera, así que se lo pedí. Pero no voy a mentir, yo estaba un poco nervioso".

Gracias a la guía de Sucre, Joseph soltó un rodado al campo corto para dobleplay que terminó con el inning.  

Por la mascota
Jesús Sucre apenas ha sacudido siete imparables en 47 turnos esta temporada y luce promedio de .106. Sin embargo, los Marineros conservan al careta venezolano en el equipo grande por su defensa. Fungiendo como backup del titular Mike Zunino, todo indica que Seattle le exige a Sucre en su desempeño detrás del plato. A mediados del pasado mes de mayo, Sucre fue enviado a triple A por la llegada de Welington Castillo en un cambio con los Cachorros, pero en menos de un mes el criollo regresó al equipo grande por la salida de su colega dominicano a Arizona.