• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El tren de Lara perdió el carril en Cabudare

Deportivo Lara / AVS PHOTO REPORT

Deportivo Lara / AVS PHOTO REPORT

El conjunto de Lenin Bastidas cayó goleado por Olimpia y complicó sus posibilidades de avanzar a octavos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como si se tratare de un equipo distinto, el Lara que se presentó anoche en Cabudare pareció una versión notablemente desmejorada del equipo que galopó el último campeonato y que venía hilando buenas presentaciones en la Libertadores. El de anoche tuvo muy poco de esos dos equipos, fue un conjunto desorientado, desorganizado, merecedor del duro correctivo que le aplicó Olimpia (1-5).

Desde el primer instante, el conjunto paraguayo desnudó las debilidades de su rival. El gol pudo llegar antes, pero lo hizo en el minuto siete, cuando Fredy Barreiro aprovechó la pasividad de la defensa para desviar una pelota que descolocó a Alan Liebeskind. Luego le siguió Herminio Miranda, con un tiro libre que se contó en el marcador pese a que jamás cruzó la raya de gol.

En la protesta, Lara perdió la poca concentración que le quedaba.

Con algo más de media docena de disparos, Olimpia sumó cuatro goles antes que Yuber Mosquera respondiera al empalmar de volea una pelota mal rechazada por la defensa rival.

Sin embargo, cuando el panorama parecía que no podía empeorar, Eduardo Aranda infló el marcador con el quinto gol. El tanto no solo le duele en el orgullo al Lara, también en la cuenta de ahorros. Tras la derrota de anoche, el conjunto de Lenin Bastidas está obligado a ganarle a Newell’s en Rosario (4/4) y a la Universidad de Chile en Cabudare (11/4) si quiere avanzar a octavos.

Para lograrlo, deberá primero reencontrarse, regresar al riel habitual y volver a ser el equipo sólido en defensa y afilado adelante.

Solo así podrá aspirar a sumar seis puntos más que le permitan amasar una renta de 10 puntos, los cuales serían suficientes para aspirar al segundo lugar de su grupo sin tener que compartirlo con nadie ya que, con la losa que significó recibir cinco tantos anoche, difícilmente pueda superar en la diferencia de goles a alguien.