• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

“El tiempo de Dios es perfecto”

El receptor Juan Apodaca remolcó una carrera Cortesía AVS Photo Report/ Archivo

Juan Apodaca | Cortesía AVS Photo Report/ Archivo

Juan Apodaca disfruta al máximo de cada éxito cosechado en esta temporada con los Navegantes del Magallanes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando Juan Apodaca se enteró que las Águilas del Zulia no contarían con sus servicios para la presente temporada, tocó varias puertas en busca de una oportunidad. No se atrevió a preguntar en los Navegantes del Magallanes. “Sabía que tenían muchos receptores y todo eran de buena calidad”, recordó.

En el papel Apodaca tenía razón, pero la realidad fue otra y tres meses después el destino lo colocó como uno de los tripulantes estelares de la nave turca. “Nosotros siempre tuvimos dudas de Robinson Chirinos y Francisco Cervelli”, recuerda el gerente deportivo Luis Blasini.

“Cuando llegué al país el 7 de octubre tenía varias llamadas perdidas de Luis. Me sorprendió y lo llamé, ahí fue cuando me dijo que si estaba interesado en unirme al equipo. El tiempo de Dios es perfecto”, dijo Apodaca.

Gracias al caraqueño la afición magallanera no ha extrañado a Tomás Telis, quien fue la primera opción detrás del plato hasta el 15 de noviembre, cuando expiró el permiso de los Rangers de Texas. Apodaca junto a Carlos Maldonado y el joven José Briceño se han encargado del pitcheo turco. “Nosotros le dijimos a Juan que su oportunidad llegaría después de que se marchara Telis”, acotó Blasini.

El aporte de Juan ha ido más allá de su defensiva. Su bate ha sido clave y hace dos días lo demostró con un jonrón solitario que le dio la victoria a los Navegantes 1 por 0 sobre los Caribes, en Puerto La Cruz, en la segunda jornada del round robin.

“Nunca dudé de la capacidad de Juan. Lo vi jugando en liga independiente y estaba en buenas condiciones físicas. Su defensiva siempre ha sido buena y ahora nos está ayudando con su ofensiva”, puntualizó Blasini.

Apodaca, quien cuenta con 28 años de edad, perdió 16 kilos durante su pasantía por la Liga del Atlántico, circuito independiente de Estados Unidos, luego de someterse a un estricto plan de acondicionamiento físico guiado por su compañero Cole Garner, otrora prospecto de los Rockies. “Me sentía un poco flojo y busqué un aspecto que me hiciera mantenerme positivo y me dio por mi parte física. Sabía que debía mejorar y bueno hice dieta, trabajé mucho las pesas”.

Ayuda vital. Para Apodaca estar junto a Ramón Hernández es un honor y una dicha. “Sabes que no estás solo en el terreno. A veces tengo un poco de dudas  y volteó a ver a Ramón y me da una idea para salir de ese hueco para seguir manejando el juego”.

El careta criollo también se apoyó en el coach de bateo Jack Voigt y los técnicos Richard Hidlago y Edgardo Alfonzo, para mejorar su bateo. “Desde que llegue he trabajado duro con ellos. Tratando de agarrar todos los consejos. También ha sido importante la confianza, no tengo la presión de que debo hacerlo bien para poder jugar al siguiente día. Cuando estás en el lineup a diario puedes hacer los ajustes más fácil”, precisó.