• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

"Mi sueño es que mi papá me vea lanzar"

Juan es el hijo mayor de Ugueth Urbina. Pertenece a los Tigres de Aragua y a los Mets de Nueva York / pedro Moreira

Juan es el hijo mayor de Ugueth Urbina. Pertenece a los Tigres de Aragua y a los Mets de Nueva York / pedro Moreira

Juan Urbina, hijo de Ugueth, no ha visto a su padre desde que éste fue condenado a prisión. Lo recuerda en cada una de sus actuaciones con los Tigres de Aragua

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Juan Urbina tiene un rostro parecido al de Ugueth, su padre. Rígido, penetrante, con una mirada que hacía que cualquier bateador se intimidara antes de enfrentarlo. La herencia le regaló eso, entre otras cosas.

Es su hijo mayor. Pertenece a los Tigres de Aragua y a los Mets de Nueva York. Tiene 20 años de edad y es zurdo, la gran diferencia que se aprecia al compararlo sobre un montículo con su progenitor, pues también optó por ser lanzador.

No ve a su padre desde esa sentencia del 23 de marzo de 2007, que condenó al ex cerrador de los Leones del Caracas a 14 años y 4 meses de prisión, después de ser hallado culpable de intento de homicidio a cinco obreros que trabajaban en su finca en los Valles del Tuy, estado Miranda, a causa de la desaparición de un arma de fuego.

“Mi padre no me permite visitarlo, ni a mi ni a mi hermano Ugueth, que tiene 18 años. Él no quiere que yo entre allá (Penitenciaria General de San Juan de los Morros). Sus razones tendrá y yo se las respeto”, cuenta el prospecto, uniformado con el equipo grande de Aragua.

“El día que vuelva a ver a mis hijos, ese día sí que voy a llorar. No me gusta que vengan para acá. Es mi ideología. No quiero que vean esto”, declaró Urbina en un reportaje hecho por ESPN desde el penal en 2008.

Juan causó conmoción cuando fue inscrito en el roster de 34 de la segunda semana de campeonato. Su apellido hace inevitable recordar al grandeliga que salvó 237 juegos en las mayores entre 1995 y 2005 y que ahora pasa sus horas entre las deplorables condiciones de los centros carcelarios venezolanos.

“Para mí es un orgullo seguir los pasos de mi padre”, asegura. “Eso es lo que él quiere. Tanto para mí como para mi hermano. Es emocionante lanzar dónde él lanzó (el Universitario) por muchos años. Mi meta es seguir y tratar de ser mejor que él”.

Las viejas paredes de la cárcel de Guárico no han sido obstáculo en la comunicación con su padre gracias a la tecnología, cuenta con una sonrisa. “Hablamos todos los días por blackberry. Siempre nos mantenemos en contacto. Le cuento cómo me siento y él me da muchos consejos. Me dice que tengo que trabajar fuerte y sobre todo ser humilde. Además de ser consistente y amar a este deporte”, detalló el lanzador que este año lanzó en clase A- con los metropolitanos.

Juan confiesa que no era caraquista en sus tiempos de infante. Aunque lamentó no haber visto ningún juego del ex cerrador de los capitalinos en el Universitario.

“Tuve la oportunidad de estar en el estadio pero nunca tuve chance de verlo lanzar en vivo. No me esperaba estar jugando ahora en el mismo sitio”, aseguró. “No tenía ningún equipo de pequeño. Me gustaba venir a ver a La Guaira, a visitar a Felipe Lira”.

Ahora lo que busca es empezar una carrera exitosa en Venezuela que le permita estar muchos años en el circuito, pues es la única forma de cumplir un anhelo que cada día crece más y más. “Mi sueño es que mi papá me vea lanzar. Es lo que yo más quiero”, confesó mientras con su guante señalaba el montículo del Universitario.

Otra aspiración es que cuando la gente lo vea caminar del bullpen a la lomita no lo reconozcan simplemente por ser el hijo de Ugueth Urbina. “Lo deseo, yo tengo que hacer muchas cosas en el terreno para darme a conocer por mi nombre y no por el de mi padre”.

El Dato

Su hermano Ugueth Urbina hijo, de 18 años de edad, también es pelotero. Es un lanzador derecho que pertenece a los Marineros de Seattle y recientemente pasó a los Cardenales de Lara proveniente de los Navegantes del Magallanes en el draft del roster de 60.