• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El spray y la tecnología marcaron el torneo

Con el spray se evitó perder mucho tiempo para el acomodo de la barrera | Foto EFE

Con el spray se evitó perder mucho tiempo para el acomodo de la barrera | Foto EFE

La FIFA se propuso desterrar de las Copas del Mundo los “goles fantasmas” que se registraron en ediciones anteriores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Mundial de Brasil presentó una serie de innovaciones que marcaron los 31 días de competición en las 12 sedes, entre las que se destacaron el spray para señalar el lugar donde se debe situar la barrera en las faltas y la tecnología de la línea de gol.

Luego de varias idas y vueltas en el tiempo, la FIFA aceptó el uso de la tecnología en su torneo más importante al igual que tantos otros deportes como el tenis, el rugby, el voleibol o el baloncesto.

En el Honduras-Francia, que se realizó en Porto Alegre, se utilizó por primera vez esta tecnología de 14 cámaras y sensores vinculadas a un programa de computación en un reloj del árbitro. En ese partido, el árbitro brasileño Sandro Ricci se valió de ella para convalidar el tanto convertido por el delantero Karim Benzema en complicidad con el portero hondureño Noel Valladares.

De esta manera, la Federación Internacional del Fútbol se propuso desterrar de los Mundiales los “goles fantasmas” que dejaron sinsabores en las ediciones anteriores.

La otra novedad fue el spray para delimitar las distancias de las faltas, un invento de larga data del periodista argentino Pablo Silva que tuvo que esperar doce años para tener presencia en su primera Copa del Mundo.

Con una prueba piloto en la Copa de Juniors que tuvo lugar en Belo Horizonte en el año 2000, se puso en práctica 8 años después en los torneos organizados por la Asociación del Fútbol Argentino. Luego de superar las distintas aprobaciones, finalmente la FIFA determinó que su bautismo en Mundiales fuera en esta vigésima edición de Brasil.

El calor de las sedes del norte del país, además, convenció a la entidad rectora del fútbol internacional de autorizar el uso de los tiempos muertos, después de que una sentencia de un juez laboral brasileño se lo impusiese.

El primer árbitro en decretar este descanso en un Mundial fue el portugués Pedro Proença, en el minuto 31 del partido que disputaron Holanda y México en el estadio Castelão de Fortaleza.

Previamente, en el juego de Estados Unidos-Portugal que se realizó en el Arena da Amazonia de Manaos hubo un tiempo muerto pero no reconocido por la FIFA.

La reutilización de la Spider Cam en algunos escenarios de esta Copa del Mundo, la transmisión de algunos encuentros en ultra alta definición y la explosión de las redes sociales como forma de comunicación también marcaron el torneo.