• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

La selección de baloncesto extrañará a Anthony Pérez

Anthony Pérez se prepara para jugar su último año en la NCAA con los Rebeldes de Ole Mississippi | FOTO ARCHIVO

Anthony Pérez se prepara para jugar su último año en la NCAA con los Rebeldes de Ole Mississippi | FOTO ARCHIVO

No es un jugador corpulento, pero su capacidad para anotar y su rapidez con la pelota ha causó una grata impresión en el cuerpo técnico de la selección

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La selección nacional es un mundo totalmente distinto a una liga profesional o a un campeonato universitario. Ante las ausencias de Greivis Vásquez, Donta Smith y Luis Bethelmy había emergido la figura de Anthony Pérez, un venezolano de apenas 22 años de edad  que se prepara para jugar su cuarto y último año en la NCAA con la camiseta de los Rebeldes de Ole Mississippi. Lamentablemente, el jugador nacido en Cumaná tendrá que abandonar la concentración con la vinotinto para reportarse a los entrenamientos de su casa de estudio. 

Pérez fue llamado a última hora tras confirmarse las deserciones por razones personales o por lesiones, tras finalizar los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. Rápidamente, el jugador del puesto 3 sorprendió al director técnico, Néstor García y fue  utilizado en el quinteto abridor en cada uno de los amistosos contra rivales africanos, europeos y quintetos universitarios. Por ejemplo, contra Iowa State el cumanés encabezó el ataque vinotinto con 23 puntos, en el amistoso contra Macedonia bajó diez rebotes y ocho cartones, ante Rusia en la Copa Belgrado fue el mejor encestador por los criollos con 11 unidades. Quizás, su actuación más superlativa fue ayer, en su último encuentro de este ciclo, al encestar 15 tantos contra España.

El alero con 3 años de experiencia en el baloncesto universitario estadounidense ha tenido que realizar la transición del juego entre jóvenes y atléticos, a enfrentar a jugadores con experiencia en el mundo Fiba.  “Ha sido un poco complejo y a la vez fácil. El juego universitario es con jugadores que batallan todos los días para llegar a la NBA y que hacen un esfuerzo en cada jugada. Todo esto, me ha ayudado en el juego Fiba, ya que son jugadores de mucha experiencia y son más fuertes. Aquí me encuentro a rivales de peso para mi estatura y capacidad corporal”, reconoció el joven que tuvo su primera experiencia con la selección en 2012 bajo la tutela de Brad Greenberg. “Yo uso mis habilidades en mi cuerpo, ya que soy alto y los adversarios no esperan que sea tan rápido, busco utilizar esas condiciones a mi favor”, manifestó Pérez.

En el 2012 Pérez utilizó por primera vez la camiseta nacional en una serie de partidos amistosos contra rivales suramericanos en territorio venezolano. En esta oportunidad, su juego es protagonista contra quintetos europeos en la formación del entrenador Che García. ” Creo que he tenido mucho más paciencia, he dejado que el juego que ha propuesto el Che me llegue a mí, con la ayudad de jugadores grandes como Miguel Marriaga que es el pívot, o Miguel Ruiz”, explicó el novato de la Vinotinto.” Los jugadores grandes tienen un enfoque en dejar libres a los aleros, con el uso de cortinas. Ellos son muy buenos”, esbozó la promesa del baloncesto venezolano que tendrá que esperar por su primer torneo oficial.


Noche mágica en Burgos

Venezuela sorprendió al mundo internacional de baloncesto al desarrollar un juego histórico ante la selección española. Aunque, la vinotinto cayó 82 por 80, fue una de las mejores presentaciones que haya podido realizar cualquier equipo extranjero en partido amistoso ante el quinteto ibérico. El elenco nacional contó con cuatro jugadores con doble dígito, Anthony Pérez y José Vargas con 15 puntos cada uno, 12 para Windy Graterol y Gregory Vargas aportó otros 11.