• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El resurgir de Pablo Sandoval

Pablo Sandoval despachó séptimo cuadrangular

Pablo Sandoval

La ofensiva del Panda despertó en mayo y debería mantener su ritmo, según indica su BABIP de .263.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pablo Sandoval ha conectado seis jonrones y remolcado 15 carreras en los últimos 11 juegos (desde el 18 de mayo y sin contar la jornada del viernes), dejando una línea en mayo de .316/340/.551, números que hacen que su gris comienzo de temporada con los Gigantes de San Francisco (.177/.262/302) quede cada vez más en el olvido.

 

Sandoval no ha hecho nada extraordinario para elevar sus promedios ofensivos. El número de líneas conectadas no ha variado en demasía desde que subió el telón de la campaña de 2014, por lo que su BABIP (la medición del promedio de bateo tomando en consideración únicamente las pelotas puestas en juego que no resultan en un error o en un cuadrangular, descartando igualmente las bases por bolas y los ponches) de .263 en comparación al vitalicio .312 indican que su resurgir era cuestión de tiempo y no debe detenerse por los momentos.

 

El venezolano, quien durante siete años en las grandes ligas exhibe una línea de .294/.347/.473, ha podido enderezar sus números, llegando al partido del viernes contra los Cardenales de San Luis con average de .247, 25 carreras empujadas, ocho jonrones, nueve dobles y un triple. Dichos guarismos deberían seguir incrementándose.

 

“Pablo tuvo problemas al comienzo, pero ya reaccionó. Eso es lo que importa”, dijo el manager de los Gigantes, Bruce Bochy, a MLB.com. Y es que Bochy, ha visto lo mejor del talento del nativo dándole turnos como cuarto bate.

 

Según el portal de Baseball Reference, Sandoval ha consumido 77 turnos como tercer bate, mostrando apenas una línea de .195/.279/.364 con ocho remolcadas, cuatro jonrones y cinco extrabases, sin embargo, como cuarto en en el lineup, exhibe .412/.415/.725 con cuatro bambinazos, 16 empujadas y ocho batazos de más de un cojín. Todo esto con 51 turnos al bate.

 

“Estamos jugando duro”, dijo Sandoval a mlb.com hace unos días. “Nos hemos concentrado en jugar y no en mirar las estadísticas. Estamos jugando nuestro juego. Nos estamos divirtiendo”, agregó.

 

Recuérdese que para Sandoval es imprescindible dejar buenos números en 2014  (agente libre) para así poner su rúbrica en un contrato multianual, su objetivo desde antes del inicio de la campaña.

 

“Yo solo estoy concentrado y no trato de hacer demasiado”, prosiguió Sandoval. “Solo me he concentrado en embasarme en cada turno, en cada juego. Trato de tener buenos turnos”.

 

Según el San Jose Mercury News, el venezolano llegó al juego del viernes con nueve partidos consecutivos con al menos una empujada, algo que hizo Barry Bonds por última vez para un pelotero de San Francisco entre el 4 y el 13 de septiembre de 2000. El récord es de 10 compartido por Matt Williams y Jeff Kent.

 

Así que no es una sorpresa que los números de Sandoval estén subiendo estrepitosamente. Su BABIP indicaba que ese momento iba a llegar y lo mejor para él es que aún pueden mejorar.

La Cifra

.412

Es el promedio de Sandoval como cuarto bate, con 16 remolcadas y 8 extrabases