• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El renacer de Francisco Fajardo

El maracayero se repuso de una triple fractura de tibia y peroné para regresar a la Vinotinto tres años después

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La vida pudo ser muy cruel en algún momento con Francisco Fajardo. El lateral derecho era el titular de la Vinotinto Sub 20 que logró la clasificación al Mundial de Egipto en 2009, sin embargo, una dura lesión (triple rotura de tibia y peroné) truncó su sueño de jugar el torneo a las orillas del Nilo, días antes de comenzar el campeonato.
“El haber vivido ese momento, me ayudó a madurar mucho”, comentó Fajardo desde España, donde hoy juega con el Linense de la Segunda B, lo que le valió ser llamado tres años después de su tragedia personal a la selección nacional.
“Fue muy duro lesionarme así, porque faltaba muy poco para ir al Mundial”, dijo el lateral derecho. “Desde entonces toda mi vida ha sido una constante lucha, para demostrar que mi regreso al fútbol no era una casualidad. Hoy estoy jugando en Europa, y volver a la Vinotinto es algo que me llena de orgullo. Doy mucho gracias a Dios, porque sin su fortaleza no hubiese podido superar todo en ese momento”, contó.

Contacto permanente. Fajardo se reencontrará en este llamado con varios de los que fueron sus compañeros de selección juvenil, que ahora juegan en Europa.
“Nunca perdí el contacto con Salomón (Rondón), “Sema” (Velázquez), Mauricio Parra, Carlos Salazar. Ellos estaban conmigo en el momento de mi lesión, y luego nos hemos acompañado con mensajes y en contacto permanente. Volver a estar en una convocatoria con ellos significa mucho para mí”, destacó el maracayero, de 22 años de edad.
“Ellos me dijeron que estaban muy felices, muy orgullosos de que regresara a la selección, de que juegue en Europa y de que me haya recuperado”, comentó.
Asimismo, César Farías también mantuvo el seguimiento sobre el oriundo de Maracay. “Fue esporádico, pero tanto él como Fabián Bazán estuvieron en contacto conmigo. César fue como un padre para mí después de la lesión y durante el Sub 20, y le estoy muy agradecido por la oportunidad de llevarme de nuevo a la selección. Trataré de demostrarle que puede contar conmigo”, dijo.

Sin creérselo mucho. Fajardo conf esó que desde que recibió el llamado a la Vinotinto, duerme muy poco. “Creo que es la emoción. Me despierto por la noche, y regreso a la computadora para ver el e-mail del llamado y darme cuenta de que sí es verdad. Aún no me lo creo”, matizó.
“Ni me di cuenta como pasó. El jueves en la noche comenzaron a llegarme pines y mensajes de mi familia, felicitándome, luego mis compañeros de la Sub 20, y yo pensaba que estaban bromeando. Eso me despertó la curiosidad y fui a la computadora y me metí en Internet, y cuando vi mi nombre en la lista no sabía que hacer. Estoy más que feliz”, aseguró el aragüeño aún emocionado en su relato.
“Mucha gente decía, que por lo grave de mi lesión no volvería a jugar. Pero para mí es un orgullo volver a la Vinotinto, y ver mi nombre a lado de gente tan grande como Amorebieta, Arango, Rosales y Rondón. Ahora voy a dar el máximo”, remató Fajardo.  

La última línea
El Linense es el equipo de fútbol que representa al municipio de La Línea de Concepción, de la ciudad de Cádiz, en España; ubicado en el extremo más al sur de la península ibérica, sobre un istmo arenoso que lo une con Gibraltar, territorio de la corona británica.
El conjunto, con 101 años de historia (fue fundado en 1912), tiene como particularidad que nunca ha logrado escalar a la primera división, manteniéndose casi siempre entre Segunda B y la categoría de plata.
El cuadro a rayas negras y blancas donde juega Fajardo, debe su nombre a que a la región se le denomina como “la última línea” entre España y la Corona Británica.