• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Un regaño de Sanvicente a Ramírez le valió tres puntos

Sanvicente aseguró que el equipo está convencido de que puede pasar a octavos de final |Foto: EFE

Sanvicente aseguró que el equipo está convencido de que puede pasar a octavos de final |Foto: EFE

Tanto el estratega como el volante de Zamora, aseguraron que tienen fe en que pueden batir a Atlético Mineiro y entrar a los octavos de final de la Copa Libertadores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con 21 años, Pedro Ramírez pudo vivir el miércoles en la noche, el que quizás sea el partido más importante de su naciente carrera. A tan corta edad, el barinés mostró jerarquía en el segundo tiempo para ayudar a la victoria del Zamora 2-0 sobre Nacional de Paraguay; aunque esa actuación se dio como consecuencia de un regaño de su DT, Noel Sanvicente.
 
“Pedro estaba manejando mucho la pelota en el primer tiempo, y por la presión que nos hacía el rival, el partido requería que hiciéramos paredes, que él soltara el balón más rápido. En el medio tiempo le di un jalón de orejas. Lo asumió, y al entenderlo, las cosas se nos empezaron a dar y todo cambió”, explicó Chita en la rueda de prensa posterior al compromiso.
 
“Siempre trato de revisar cuando cometo errores, para poderme parar y seguir adelante. No pude aprovechar las fechas anteriores, pero levanté la cara y las cosas funcionaron hoy. A veces un regaño ayuda mucho”, agregó Ramírez.
Sanvicente explicó que se ha puesto mucha expectativa sobre el oriundo de Barrancas, dejando de lado que es un jugador en formación.

“Esperan que Pedro sea Ronaldinho. Y no es así. Se le pone demasiado peso encima. Quieren que haga todo, 15 goles, 15 asistencias. Pero tienen que entender que es su primera Libertadores, tiene sólo cuatro partidos, y no más de diez minutos con la selección. Tiene que ir madurando, poco a poco. Yo lo regaño para que crezca, pero está bien lo que está haciendo”, dijo.

“Además, Pedro juega así, es un pasador innato, y lo del primer tiempo son los riesgos que corre el jugador que filtra muchos pases, es lógico que puede perder algunas pelotas. Pero basta con que ponga una o dos buenas, y todo cambia”, agregó Chita.

Con fe. El estratega aseguró que el equipo siempre creyó que podía competir en una llave complicada. “Nadie se imaginó que íbamos a sacar tantos puntos en un grupo tan bravo, pero nosotros sí. Mucha gente pensó que no agarrábamos ni un punto. Pero dentro de la cancha se ven las cosas. Los muchachos se han convencido de que pueden competir, y lo bueno es que ahora, con siete puntos dependemos de nosotros. Que bonito es estar en ese escenario, se disfruta mucho”, dijo Sanvicente.

Ramírez, quien tiene contrato firmado con el Sion de Suiza para la próxima campaña, sabe que estos partidos son su despedida de Zamora. “Quiero terminar bien la Copa y el Clausura. El que viene puede ser mi último partido de Libertadores, por lo que vamos a buscarlo. Yo creo que podemos hacer algo importante contra Mineiro”, dijo.

“Estoy convencido de que se puede ganar en Brasil”, añadió Sanvicente. “La clave es trabajo, y más trabajo. Dependemos de nosotros, y confiamos en que lo podemos hacer. Calladitos, con bajo perfil, pero con fe y trabajo. Sé que lo podemos hacer”, remató.