• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El pupilo de Scutaro

Ehire Adrianza | Foto: AP

Ehire Adrianza | Foto: AP

Ehire Adrianza, conocido por sus buenas manos para fildear, ahora batea más gracias a los consejos de su compañero en San Francisco

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La defensiva de Ehire Adrianza nunca ha estado en entredicho, pero su habilidad para batear nunca antes pasó por tan buen momento como el actual.

Desde su estreno con la organización de los Gigantes de San Francisco a los 16 años de edad, el infielder solo había conectado para más de .300 de average con al menos 100 turnos al bate con la sucursal Triple A de los colosos (.310 en 145 veces) en 2013.

En su campaña debut con Caribes de Anzoátegui el madero del mirandino está luciendo como uno de los más activos de un lineup de por sí bien potente. En la ronda regular conectó para .321 de promedio en 109 turnos, y durante la semifinal liga para .320 en 25 oportunidades en el plato.

“Gracias a Caribes estoy jugando a diario, y esa era una de las cosas que yo quería desde hace mucho tiempo en la liga”, explicó Adrianza, quien en la temporada muerta de la LVBP fue negociado por Tiburones de La Guaira y puso rumbo a Puerto La Cruz.

“He venido trabajando mucho en mi ofensiva desde el Spring Training pasado. Ha sido muy importante porque he mejorado mucho en el aspecto más débil de mi juego”, apuntó el pelotero, quien encontró la receta en Estados Unidos, pero gracias a un compatriota suyo.

“Estuve trabajando mi bateo junto a Marco Scutaro en Estados Unidos, y él me ayudó bastante”, afirmó. “Me dijo que viera más pitcheos y que me dé cuenta cuál es el envío con el cual el lanzador rival está ponchando. Son pequeñas cosas que hacen la diferencia y por lo cual he mejorado en el bateo”.

"Yo hablaba todos los días con él sobre batear, porque es un 'caballo”, continuó Adrianza. “Siempre he querido mejorar la parte ofensiva de mi juego para durar muchos años en Grandes Ligas y él no ponía ‘peros’ en llegar temprano al terreno y ayudarme. Le agradezco mucho. Todos los días pongo en práctica sus consejos y me están dando resultados".

Aunque Scutaro sigue activo como pelotero con 39 almanaques de vida, en 2015 disfrutará de su último año de contrato con los Gigantes. De todas maneras, el yaracuyano ya exhibe su madera como instructor para un futuro no muy lejano.

“Tiene las herramientas para ser coach de bateo en cualquier nivel. Tremendo pelotero. Ojalá pueda jugar en su último año de contrato con los Gigantes”, dijo el pupilo sobre su lastimado compañero, quien apenas pudo disputar cinco cotejos en las mayores durante todo 2014 debido a una lesión en la espalda por la que debió pasar por el quirófano hace días.