• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Un proceso nada sencillo

El DT espera contar con todo su equipo el viernes | Foto Cortesía FVF

El DT de la Vinotinto, Rafael Dudamel | Foto Cortesía FVF

La Vinotinto de Rafael Dudamel está en proceso de ensayo y error. En esa experimentación, el equipo se aferra a la búsqueda de un buen resultado para apuntalar lo anímico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un estudio británico del año 2012 fue tajante en su veredicto. Se requiere de al menos 66 días de trabajos continuos sobre una acción diaria, para que esta se convierta en un hábito.

En el fútbol, los automatismos y la dinámica grupal solo se fortalece a través de la continuidad en las acciones. De repetir, y repetir, hasta que todo salga de manera instintiva. Pero en los procesos de selecciones nacionales, si hay algo que no abunda es el tiempo.

Rafael Dudamel comienza a enfrentarse con el problema más duro de cualquier seleccionador nacional. La vorágine de los eventos le pide resultados, y no tiene tiempo para trabajarlos.

La derrota del viernes en la noche contra Costa Rica  por 2-1, dejó claro que a la Vinotinto aún le falta fortalecer varios aspectos claves en la conformación del plantel. Las subidas y bajadas de los laterales, los relevos defensivos, la solidez de la zaga en el centro, la contundencia ofensiva; todos son detalles a mejorar.

“Espero que para la Copa podamos estar mucho mejor, y estoy seguro de que estaremos mucho mejor”, aseguró Dudamel en la rueda de prensa posterior al duelo contra los ticos.

“El balance para nosotros va desde un análisis que pasa el resultado. Miramos el funcionamiento colectivo, y más allá de la amargura del resultado, nos deja un llamado de atención a pocos días de la competencia oficial”, agregó el DT.

“Teniendo poco tiempo de trabajo, pero el partido nos sirve sacar buenas sensaciones”, consideró Juan Pablo Añor, quien se estrenó en la era de Dudamel en San José. No había podido jugar en los empates contra Galicia (1-1) y Panamá (0-0).

“Hubo pasajes del partido en los que nos sentimos bien, generamos ocasiones, y no pudimos matar el partido antes. Tenemos que quedarnos con lo positivo para sumar más”, añadió el volante.

“Rescato muchas cosas del equipo”, interpretó Dudamel. “Los jugadores hoy empezaron a competir, y me permiten descubrir y definir muchas cosas de cara a lo que viene en el futuro inmediato, y sobre como plantearemos esto”, explicó.

“Competimos contra un equipo mundialista, y les pusimos las cosas bien difíciles en algunos pasajes. Los goles se pudieron haber evitado, y debimos aprovechar las ocasione.  La idea es competir y llegar bien al torneo. La Copa América no se juega todos los días. Me ilusiona mucho”, complementó Añor.

El hábito se crea con repeticiones continuas. Los entrenamientos de estos días, y estos amistosos, le sirven a Dudamel como terreno de prácticas para abonar la selección competitiva que espera mostrar en sólo seis días en Chicago.


Viaje y trabajo

La selección nacional ya recibió a dos de los tres jugadores que le faltaban para completar la lista de 23 convocados. Yonathan Del Valle llegó junto con Adalberto Peñaranda el sábado en la noche a San José de Costa Rica, donde la selección se entrenó esa noche para partir ayer a Fort Lauderdale, donde ya se instaló en el hotel de concentración para preparar el partido del miércoles contra Guatemala en el Lockhart Stadium.

En Miami, la Vinotinto recibirá a Luis Manuel Seijas, la última pieza que le falta por incorporarse a la concentración para completar así los 23 jugadores con los que se disputará el torneo continental que para la selección comienza este domingo contra Jamaica en Chicago.