• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

“La presión no es algo nuevo para mi”

Gerzon Chacón | Foto: EFE

Gerzon Chacón | Foto: EFE

Tras un tiempo de adaptación, el tachirense se asentó como titular en el Sportivo Luqueño

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Gerzon Chacón ya conocía Asunción, la capital de Paraguay. Con Táchira había viajado más de un par de veces, pero siempre con visa de turista. Nunca con la intención que tiene ahora que es jugador del Sportivo Luqueño, al que llegó cedido hasta diciembre y con el que el sábado celebró su partido 500 a nivel de clubes, según el comentarista tachirense Anderson Quiroz, en la victoria 1-0 sobre el cuadro de Sol de América.
Para el lateral, volver a ser titular fue la confirmación en su papel de indiscutible en el equipo de Luque, una ciudad a la que un semáforo la separa de la capital paraguaya. Allá, el fútbol se juega sobre premisas sustancialmente distintas a las que se utilizan en Venezuela, pues el juego aéreo tiene un papel más determinante que el que cumple en el torneo criollo. “Son características diferentes. Es un fútbol de jugar por arriba, de garra, de entrega, es más de jugadores de gran tamaño, la intención es tratar de desbordar y tirar centros. En Venezuela, es distinto, se juega más, hay delanteros mas rápidos”, explicó el criollo.
Para abrirse paso en esa lucha, los futbolistas priorizan el físico sobre la técnica, por lo que Chacón, con sus 1,76 metros de altura, se la tuvo que ingeniar para convertirse en una pieza fija. “Pero es que todo no es solo saltar bien, también es de ubicarse bien, de intuir la jugada y estar bien parado. Eso es lo que me ha ayudado a asimilarlo bien. Sin ser un gran cabeceador, no he tenido problemas en ese sentido”.
Desde el banco, la orden ha sido aprovechar que los recursos técnicos del criollo, superiores a las del resto del torneo paraguayo. “Como la mayoría de los laterales aquí son defensivos, el técnico me pide que desborde siempre”, explicó. Sin embargo, la fórmula aún no ha rendido la primera asistencia en los seis juegos que ha disputado hasta ahora.

Primero paciencia.
Pese a que la suerte parece sonreírle a Chacón, antes de disfrutar de estos días, el venezolano tuvo que sufrir una adaptación complicada. “Al principio me costó porque llegué estando de vacaciones y me tocó ponerme a tono. Tuve que estar cuatro o cinco partidos para ponerme a la par del grupo”, relató.
Al momento de tomar el avión a Paraguay, Chacón dejó la primera semana de la pretemporada de Yaracuyanos y aterrizó en un plantel como de Luqueño, que ya estaba arrancando el torneo. Con el reloj en contra, el tachirense luchó hasta tomar un puesto como titular. Luego repitió en la siguiente semana y así hasta sumar tres partidos seguidos en el once. Sin embargo, una lesión en el tendón de Aquiles lo obligó a parar una semana.
En lo que volvió a estar a tope, el técnico volvió a incluirlo en el once del sábado ante Sol de América, en ese partido 500.
Pese a las diferencias conceptuales y hasta idiomáticas con el torneo paraguayo, en el que el guaraní llega a sustituir al español, hay una característica que para muchos otros extranjeros ha sido difícil pero no para Chacón. “Después de Cerro y Olimpia, este es el tercer equipo en afición, la gente lo vive con mucha pasión. Al llegar me preguntaron por eso, pero les dije que venía de Táchira, que la presión no es nueva para mí. Se lo que es ese ambiente, se lo que es estar en un lugar en el que siempre tienes la responsabilidad de ganar y hacer las cosas bien”, opinó. Un punto a su favor al que parece haber sacado provecho.
Establecido como titular, el lateral valora como positivo estos primeros pasos en un torneo distinto al venezolano. “Fue una oportunidad que llegó en un buen momento, quizás hubiese querido jugar más, lástima que llegué en un momento difícil pero me ha gustado”.
Ahora aguardará el final de su contrato en diciembre para decidir cuál será su destino. Pero en su hoja de vida ya podrá hacerle un checklist al ser titular en un equipo del extranjero.

Ojo en casa
Pese a estar a varias horas de avión de su querida San Cristóbal, Chacón no pierde nunca la pista de lo que pasa en el Deportivo Táchira. “Es un momento difícil, de reflexión, pero debe serlo para toda la gente, para los jugadores, para la afición, para los medios, para los directivos. Todos debemos reflexionar, porque han cambiado técnicos y jugadores y la situación es la misma”, argumentó el lateral.
“No se puede decir que la culpa es de uno u otro, pero el equipo necesita lograr un buen ambiente, crear un buen entorno. Cuando Táchira ha logrado algo es porque ha habido unión en esos aspectos”.