• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Las polémicas no dejaron cicatrices

La Vinotinto durante un entrenamiento

La Vinotinto durante un entrenamiento

Luego de las declaraciones cruzadas de la semana pasada, el plantel criollo asegura estar en armonía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Esta es una gran familia, en serio, es una gran familia". La frase de Luisma Seijas intentó ser una ventana a la interioridad del vestuario de la selección nacional, un camerino que, según aseguró, cuenta de buena salud, aún después del cruce de declaraciones que rodeó al equipo a partir de los anuncios de César Farías.

Sin embargo, una vez reunidos, las diferencias se curaron rápido, también los problemas que tuvo el equipo al llegar al aeropuerto de Lima. "Eso quedo atrás, esto es una gran familia, nos abrazamos cuando nos vimos, estábamos contentos de vernos. Todos esos problemas son cosas que no suman y lo que no suma hay que dejarlo", reafirmó Seijas.

Su palabra fue corroborada por Salomón Rondón, quien aseguro no creer "que sea un partido aparte, la policía no los conocía, los quería revisar a ver si traían drogas, no traían y ya está. Eso es así en todos lados, en todos los aeropuertos".

Miku también opinó: "Nosotros nos mantenemos al margen, internamente sólo pensamos en los partidos, en esta doble fecha que en el premundial anterior no sumamos y al final lo pagamos caro".

Con las heridas cerradas, el objetivo se centró en Perú, el rival que puede ajustar las cuentas tras la última caída en Puerto La Cruz, la cual trastocó el presupuesto criollo. "El golpe de Chile fue un golpe duro anímicamente pero si algo tiene este equipo es que se sabe levantar y ponerse de pie", aseguró Miku, quien hoy sera la punta de lanza del equipo.