• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Una pitcher que poncha visiones sexistas

Rosa María del Castillo | Foto: Archivo

Rosa María del Castillo | Foto: Archivo

El repertorio de pitcheos de Rosa María del Castillo incluye recta, curva y cambio de velocidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la fuerza de su brazo derecho que lanza pelotas de 78 millas por hora, Rosa María del Castillo se convirtió en la primera mujer en jugar en un equipo semi profesional masculino de beisbol en México, ponchando tabúes de uno de los países más machistas de la región.

A sus 18 años, Rosy jugó el fin de semana pasado "ya sin tantos nervios, más tranquila y muy contenta" su segundo partido con el equipo masculino Azulejos de Tamanché -del estado de Yucatán con costas en el Caribe-, de la Liga Meridana en la que juegan en invierno peloteros de ligas profesionales.

“Quiero creer que comenzarán a abrirse más puertas para mujeres en el beisbol, aunque no será muy rápido, se tendrán que ir dando las circunstancias poco a poco", dijo en entrevista con la AFP la tímida chica de largo y rizado cabello café y mirada alegre.

El repertorio de esta chica de 1,72 cm de altura para burlar los bateadores incluye recta, curva y cambio. Sus envíos llegan al home a una velocidad de 78 m/h, la máxima cronometrada hasta ahora en una mujer. Un hombre lanza una bola con una velocidad promedio de 92 m/h.


Aceptada. Rosy debutó el domingo 29 de noviembre con los Azulejos de Tamanché en el partido contra Senadores y, aunque su equipo perdió 6-4, su manager, Oswaldo Morejón, relata orgulloso que ese día la beisbolista "enfrentó a seis bateadores; sacó un out y le dieron tres hits".

Al sábado siguiente fue parte del abrumador triunfo sobre los Constructores de Morelos (13-3). "Tuvo una excelente salida; ponchó a dos bateadores", rememora Morejón.

Rosy fue descubierta el año pasado durante entrenamientos celebrados en Mérida a los que acudieron chicas de divisiones menores de todo el país. "Ella fue la más avanzada. El nivel que ella mostró fue sobresaliente, y todo este año le dimos seguimiento", añade Morejón, también presidente de la Asociación Beisbol para todos.

Rosy "es la indicada para abrir las puertas del beisbol mexicano a las mujeres", remarca Morejón. Las leyes mexicanas no prohíben la presencia de mujeres en los equipos masculinos, pero durante décadas a las mujeres mexicanas se las ha enviado a equipos de sóftbol.

Al saber que esta temporada uno de los pitchers de Azulejos de Tamanché sería mujer, sus compañeros arquearon las cejas. "Pero rápidamente aceptaron la idea; algunos ya habían escuchado hablar de la velocidad de sus bolas, también entendieron que tendrían que cuidar un poco sus modales frente a ella, aunque Rosy está acostumbrada a jugar con hombres, conoce el rudo mundo de los hombres", añade el manager.