• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Una piedra en el camino

Juan Arango celebra gol en encuentro con Ecuador/AP

Juan Arango celebra gol en encuentro con Ecuador/AP

Venezuela empató con Ecuador (1-1) y solo pudo escalar hasta el quinto puesto de la tabla, el que da acceso al repechaje previo al Mundial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la dura guerra que es la eliminatoria suramericana, un punto nunca es mal recibido, sin embargo, el empate que cosechó la Vinotinto ayer ante Ecuador en Puerto La Cruz (1-1) no es el mejor botin. Primero porque fue un empate en un partido en el que el cuadro criollo llegó a estar adelante en la pizarra y después, porque el equipo volvió a dejar escapar unidades en casa, esas que el cuerpo técnico había subrayado como la clave para poder completar el sueño de ir al Mundial.

Venezuela respondió bien, por lo menos de inicio, al libreto que le pidió César Farías que cumplieran. Buscó elaborar cada jugada desde atrás, buscando a partir de las construcciones colectivas destruir la bien parada zaga ecuatoriana. La fórmula cuajó temprano, en un golazo que tuvo en la zurda de Juan Arango el ingrediente secreto.

Tras una serie de pases, Martínez, que de a ratos hacia de volante, tocó atrás a Evelio Hernández quien vio a Arango libre de marcas. A cualquier otro jugador, la jugada le hubiera pedido intentar un último pase pero, al tanto de sus cualidades, el zurdo se animó a buscar el segundo palo de Domínguez, al cual puso a lanzarse únicamente para maquillar la foto de un golazo que terminó de enchufar al público portocruzano y a su propio equipo.

Sin tiempo para haber podido imponerse en la cancha, Venezuela ya mandaba en el marcador. La cuenta la pudo ampliar luego con un pase de Pérez Greco que dejó a Salomón Rondón en un mano a mano que pudo cerrar el meta Domínguez. Luego, un tiro libre de Arango volvió a exigir al meta ecuatoriano.

Pero cuando más cómodo se sentía Venezuela en el campo, Ecuador se volvió a meter en el juego con un gol huérfano, que parecía de otro partido.
Tras un córner que parecía irse afuera, Benítez recuperó y puso en el área una pelota que Segundo Castillo pudo birlarle a Alexander González y de  inmediato sacar un disparo que cruzó el bosque de piernas y meterse por el segundo palo de Dani Hernández.

Ecuador comenzó a justificar el emáte después de conseguirlo, conquistando la pelota y metiendo en aprietos al cuadro criollo al que le empezó a faltar la confianza, un requisito obligado para poder arriesgar y hacer daño a partir de la pelota.

Tras el descanso la Vinotinto intentó retomar su mejor versión y de a ratos lo consiguió, con una combinación que le permitió a Josef Martínez pisar el área y lanzar un disparo al poste izquierdo del arco ecuatoriano. Un rato después fue Arango el que volvió a firmar las ocasiones de peligro.
Primero con un tiro libre que estrelló en la madera y luego con un disparo parecido al del gol que exigió la intervención del meta rival. Le respondio Arroyo con otro tiro libre, tambiénn al travesaño.

Con el paso de los minutos, el partido pasó a ser un pulso de fuerza, en el que los ecuatorianos pudieron sacar ventaja de un árbitro permisivo. Así desbarató un par de las mejores ocasiones de la Vinotinto, que creció en el tramo final del partido. Sin embargo, no pudo traducir ese buen juego en un segundo gol y terminó agradeciendo una slavada de Dani Hernández y otra de Fernando Amorebieta para rescatar terminar rescatando un punto.