• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Unas 1.500 personas arremeten contra la constructora del estadio de Sao Paulo

La constructora Odebrecht responsable de la construcción del estadio de Sao Paulo, que recibirá el partido inaugural del Mundial de Fútbol Brasil 2014, garantizó que el escenario será entregado el 15 de abril

La constructora Odebrecht responsable de la construcción del estadio de Sao Paulo, que recibirá el partido inaugural del Mundial de Fútbol Brasil 2014, garantizó que el escenario será entregado el 15 de abril

Los manifestantes también arrojaron pintura negra y roja sobre varios cristales, aunque no se registraron incidentes con la Policía ni con los trabajadores de Odebrecht.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Unos 1.500 activistas de los movimientos Sin Tierra y Sin Techo de Brasil arremetieron hoy en Sao Paulo contra la sede de la empresa Odebrecht, constructora del estadio Arena Corinthians, que será escenario del partido inaugural del próximo Mundial.

Los activistas del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) y del Movimiento Sin Tierra (MST) realizaron varias pintadas en las paredes del edificio en las que se podía leer "La Copa de las empresas" y "El poder es del pueblo", según constató Efe.

Los manifestantes también arrojaron pintura negra y roja sobre varios cristales, aunque no se registraron incidentes con la Policía ni con los trabajadores de Odebrecht.

Ambos movimientos se congregaron hoy en Sao Paulo, a donde los Sin Techo llegaron la víspera tras una marcha que comenzó el lunes en el municipio de Itapevi, en la región metropolitana de la ciudad.

De este modo, coincidieron en rechazar la celebración del Mundial de Fútbol 2014 y en destacar que la actuación de Odebrecht "genera impactos en la vida de la población del campo y la ciudad".

Según dijo a Efe el representante del MST, Delwek Matheus, el objetivo de la marcha "es dialogar con la sociedad, principalmente con la clase obrera, para decirles que la reforma agraria está parada".

Asimismo, Matheus apuntó que pretenden "denunciar que Brasil vive bajo un sistema económico subordinado al capital, que en estos días vive representado por Odebrecht", una de las principales constructoras brasileñas, con operaciones en decenas de otros países.

El MST denunció además la implicación de la compañía en el sector del agronegocio, cuyo "modelo agrícola no representa los intereses del pueblo brasileño" debido a que "su matriz productiva se basa en enormes cantidades de elementos tóxicos, no respeta el medio ambiente y la diversidad" y expulsa a la población del campo.

Portavoces del MTST reclamaron, en tanto, el acceso a "una vivienda digna" y alertaron de que la constructora "es una de las que más ganaron" con las obras del Mundial, las cuales aseguraron que fueron realizadas en "precarias" condiciones laborales.

"Denunciamos el capital inmobiliario y sus consecuencias para la clase trabajadora. Esa alianza con los Sin Tierra es decisiva para el enfrentamiento con esas grandes corporaciones", afirmó en un comunicado Guilherme Boulos, uno de los representantes del MTST.

Tras el incidente, la constructora lamentó lo ocurrido y en un comunicado remitido a Efe dijo que "respeta todo tipo de manifestación pacífica, pero rechaza cualquier acto de vandalismo".

La compañía indicó que "con el objetivo de proteger la integridad física de las personas presentes en el local, la empresa reforzó su sistema de seguridad y accionó a las autoridades responsables".

La manifestación ocurrió unas horas antes de que la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, realice hoy una visita al estadio Arena Corinthians, sede del partido inaugural del Mundial entre Brasil y Croacia, el próximo 12 de junio.

El año pasado, cientos de miles de brasileños protestaron durante las dos semanas que duró la Copa Confederaciones de la FIFA por el elevado gasto público en esos eventos y demandaron más inversiones en educación, salud, transporte y otras áreas sociales.

De cara al próximo Mundial, diversos movimientos sociales, entre los que figuran los Sin Techo, han promovido protestas similares en varias ciudades del país, aunque sin la misma intensidad que las realizadas en junio de 2013.