• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

A un paso de la meta

Carl Elliot | Henry Delgado

Carl Elliot | Henry Delgado

Cocodrilos logró su tercer triunfo consecutivo contra Marinos en la capital y ahora tendrá dos oportunidades en Puerto La Cruz para conseguir el quinto título de la franquicia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Cuando veníamos en el autobús, después de las dos derrotas, escuché a los muchachos hablando de volver a Puerto La Cruz. Los oía hablar de barrer en Caracas y, en ese momento, me calmé.

Sabía que mis muchachos no se iban a quitar del reto", contó Néstor Salazar, técnico de Cocodrilos, luego de que su equipo venciera por tercera noche corrida a Marinos en la capital, lo que colocó la serie final 3 por 2 a favor de los saurios.

El deseo de los jugadores se convirtió en una realidad. Pero no se le debe acreditar la barrida sólo a la ventaja de jugar en casa. En cualquier gimnasio, sea en Caracas o en Tokio, a Marinos le iba a costar hacerle frente al ajuste defensivo que hizo Cocodrilos después de las dos derrotas que sufrieron en Anzoátegui.

"No son el mismo equipo", reconoció Gregory Vargas, base del Acorazado, que cometió 4 de las 15 pérdidas de su equipo.

Cocodrilos evitó que los primeros pases de Marinos tuvieran receptores libres. Fueron acuciosos en bloquear los caminos de Vargas hacia el aro.

Y cerraron cada espacio de libertad para los lanzadores navales.

Y, como dice Salazar, uno que no se quitó del reto fue Carl Elliott. El estadounidense volvió a ser el mismo de otras temporadas en la serie de tres partidos en el Naciones Unidas.

Ayer, con 36.2 segundos por jugar, el neoyorquino convirtió un triple que desató un estallido de emociones en el repleto escenario. El canasto le dio ventaja 70 por 64 a Cocodrilos y lo demás fue jugar con la desesperación del rival.

Elliott anotó 17 puntos, tomó 7 rebotes y repartió 4 asistencias. "Cuando lo dejé fuera para el segundo juego en Puerto La Cruz me preguntó `¿Néstor, no confías en mi?’, le respondí que cómo no hacerlo si lo he dirigido en las últimas cinco temporadas", comentó el estratega.

Ahora la envión anímica del trío de triunfos lleva a Cocodrilos hacia el oriente del país con confianza. Con la defensa como bandera para intentar conquistar el quinto título para la franquicia.

"Vamos a ir concentrados.

Tenemos dos oportunidades.

Siempre hemos jugado bien en Puerto La Cruz", aseguró Salazar.

El domingo, en el gimnasio Luis Ramos, Cocodrilos tiene una cita con su historia. No la quieren dejar embarcada, pero Marinos, a como de lugar, tratará de evitar ese encuentro.

"Les juro que vamos a ser campeones", dijo, con orgullo, Vargas, el base estelar del conjunto naval. Él y sus compañeros tratarán de defender la casa, aunque su situación es más compleja, pues tienen que vencer en dos oportunidades para conseguir su décima estrella, en un eventual séptimo juego que se realizaría el lunes.