• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El oro esquivo

Selección de Brasil | Foto. EFE

Selección de Brasil | Foto. EFE

Brasil tiene una cuenta pendiente con el fútbol que buscarán saldar en Río. Cambiar la historia y ganar el oro olímpico es la única consigna posible para Neymar y su tropa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Brasil le obsesiona el oro olímpico. Es la única barajita que le falta a su álbum de éxitos en el fútbol. Lo ha rozado varias veces. En otras se ha quedado lejos, muy lejos. En 1992, por ejemplo, su selección sub 23 jugó el torneo en Barcelona.

Aquel equipo con Roberto Carlos, Cafú y Giovanni Elber, fue sacado del preolímpico de Paraguay por la Vinotinto, que le empató el último partido de la llave, donde la canarinha debía vencer para pasar de ronda. Venezuela tuvo aquel día a Edson Tortolero como su gran figura, al anotar a los 30 minutos el tanto que volvía a alejar a los verdeamarillos de su sublime obsesión.

Cuatro años después, Brasil fue al torneo de Atlanta 96 con varios jugadores que venían de ganar el Mundial del 94. El Comité Olímpico Internacional permitió a FIFA encargarse del torneo olímpico, por lo que pudieron jugar con profesionales en todo el certamen.

En ese plantel estaba el mejor Ronaldo, que venía de reinar en el Barcelona hacía un año atrás, también Roberto Carlos, Bebeto y Flavio Conceisao. Pero nunca contaron con la humilde Nigeria y Nwanko Kanú, aquel jugador canterano del Ajax y operado a corazón abierto, que le rompió el pecho y la ilusión dorada a Brasil con dos goles en cinco minutos.

El nigeriano anotó a los 90 para empatar el juego 3-3, y repitió para liquidar el encuentro a los 94, en el estreno de la regla del gol de oro, vigente únicamente durante ese torneo. Los nigerianos, por cierto, se llevaron la gloria al batir a Argentina.

En Londres 2012, el equipo de Mano Menezes perdió la final con México. Aquella derrota en el partido decisivo disputado en Wembley le costó el cargo al estratega. En 1984 también perdieron la final en Los Ángeles a manos de Francia y en Seúl 88, con la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URRS).

 

Clavo pasado

La medalla de oro en el fútbol abruma tanto a Brasil, que el torneo olímpico de 2016 acapara tanta o más atención que el resto de los Juegos de Río. Estar en la final de Maracaná es una obligación.

“Lo que pasó en el pasado ahí quedó, ya pasó”, dijo Neymar, hace dos días en una rueda de prensa. “Tenemos que estar concentrados para librarnos del chip de las derrotas. Espero que al final podamos hacer historia y darle este oro tan difícil a Brasil. Es lo que buscamos”.

Esa obligación, sin embargo, ya los afectó en el Mundial pasado. “Tenemos la frustración del Mundial pero también tenemos cinco títulos. La camiseta amarilla tiene un peso pero también presiona a los rivales, tenemos que acentuar lo positivo”, argumentó el arquero Fernando Prass.

Brasil jugará en el Grupo A con Suráfrica, Irak y Dinamarca, y saltará a la cancha el 3 de agosto ante los africanos en Brasilia, dos días antes de la inauguración. El fútbol será el primer deporte que tenga actividad en los Juegos. Desde ese día, comenzará de nuevo la cacería brasileña del oro perdido.

5
Las medallas de plata y bronce que acumula Brasil en su historia en los Juegos Olímpicos. Perdió las finales de 1984, 1988 y 2012 y ganó la bronceada en 1996 y 20