• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

“Es un orgullo ser el único venezolano en el Juego de Estrellas del Futuro”

Eduardo Rodríguez dijo por teléfono que aunque es un honor asistir al encuentro, le falta mucho camino por recorrer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Apenas Eduardo Rodríguez supo que estaba en el roster del Resto del Mundo llamó a su familia para darle la noticia. “¿Te tomaste la pastillita?” le dijo el zurdo a su padre, quien del otro lado del teléfono deliró al saber que su hijo es considerado uno de los 50 principales prospectos del beisbol.

El serpentinero, quien aún no ha debutado con los Navegantes del Magallanes en el beisbol profesional venezolano y pertenece a los Orioles de Baltimore, será el único criollo en el Juego de Estrellas del Futuro de 2013, el próximo 14 de julio en el Citi Field de Nueva York, siempre y cuando Rougned Odor o Renato Núñez no asistan a la justa por la votación de los fanáticos. Sólo uno de los dos, en el mejor de los casos, podrá unirse a Rodríguez y estar bajo el mando del también nativo Edgardo Alfonzo.

“Es un orgullo ser el único venezolano en el Juego de Estrellas del Futuro”, afirmó Rodríguez por teléfono desde Estados Unidos. “Todo se lo debo al trabajo duro y a la disciplina. Todos los días me levanto para ir al gimnasio, entrenar y prepararme. Me falta mucho camino por recorrer”, aclaró quien se enteró en el momento que Alfonzo será su manager.

 “Me estoy enterando que Edgardo va a ser mi manager”, dijo sin tapujos. “Eso me llena de más orgullo. Estar bajo su mando será genial. Va ser muy divertido”.

 “Mi recomendación para los muchachos es que salgan a divertirse. Hay mucho talento. Sólo tiene que divertirse”, comentó por su parte Alfonzo a MLB.com.

Es la primera vez desde 1999 que sólo hay un venezolano entre los peloteros invitados al Juego de Estrellas del Futuro. Aquella vez, cuando se celebró la primera edición del juego,  únicamente acudió Tony Armas. Hasta hoy, 83 criollos han sido convocados al partido que exhibe a los diamantes en bruto del beisbol organizado, muchos de los cuales llegan a graduarse de grandeligas, algo de lo que está muy consciente Rodríguez.

El récord de venezolanos presentes es un duelo de futuras estrellas es de 10, logrado en 2008. El año pasado asistieron seis.

“Sé que la mayoría de los peloteros que asisten al partido luego se convierten en grandeligas. Muchos dan el salto a las mayores. Pero también sé que éste es sólo un juego. Tengo que ser constante y demostrar que puedo ser un grandeliga. No importa un sólo partido, llámese como se llame, lo importante es trabajar duro”, dijo el carabobeño de 20 años, quien esta temporada en Clase A Fuerte muestra foja de 6-4 con 2.85 de efectividad, 66 ponches y 25 boletos. Sus oponentes le batean para .245. “Este ha sido el mejor año de mi carrera”, afirmó.  “En mis cuatro años en las menores he aprendido mucho, pero este ha sido especial”.

Para Rodríguez sus padres son parte importante en su vida y carrera como lanzador. Por ello, fue a los primeros que llamó para darles la noticia.

“¡Mi papá se volvió loco!”, dijo aún emocionado al verse en la lista del Resto del Mundo, roster que fue revelado por los gerentes de los 30 equipos de grandes ligas. “Todavía no me lo creo. Mi papá y mi mamá siempre están en sus cosas, trabajando para echar para adelante. Sé que están muy felices y orgullosos”, finalizó.