• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El mundo le dijo adiós al más grande: Muhammad Alí

Mohamed Ali |Foto: Regiodeporte.com

Mohamed Ali |Foto: Regiodeporte.com

Conquistó el título mundial de los pesados por primera vez en 1964 tras derrotar a Sonny Liston. Luego conseguiría la corona en dos oportunidades más

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Irreverente. Como cuando regresó con la medalla de oro conquistada en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960 y pensó que la presea de la categoría semipesado le abriría todas las puertas. Fue sacado de un restaurante que era exclusivo para blancos y decidió lanzar la medalla a lo más profundo del río Ohio. O como cuando en 1964 iba a enfrentarse con Sonny Liston por el título mundial de los pesados y le dijo a su rival: “Oso feo, te voy a noquear”, y lo hizo. O en la oportunidad en que se negó a alistarse en el ejército para combatir en Vietnam porque “no tengo nada contra los Vietcongs y ellos no tienen nada contra mí. No voy a matar a ningún ser humano”.

Se trata de Cassius Clay, mejor conocido como Muhammad Alí quien, en la madrugada de ayer, dejó de existir a los 74 años de edad luego luchar por 32 años contra la enfermedad de Parkinson, enemigo que al final acabó con quien en el ring picara como una abeja y volara como una mariposa.

El periodista y profesor Jesús Cova vio a Alí en el año 84, cuando ya el Parkinson hacía estragos sobre la humanidad del tricampeón, y escribió en El Nacional una crónica titulada “Una lágrima por Alí”. En ella se preguntaba, entre otras cosas: “Dónde estaba aquel mítico personaje que hizo mofa de George Foreman en Zaire; que se había recuperado de una fractura en la mandíbula en un pleito salvaje con Ken Norton; el que tiene un nicho seguro entre los inmortales de fistiana; el que cayó desvanecido en los brazos de Bundini Brown y de Angelon Dundee en Manila, fracciones de segundo después de que su gran enemigo, Joe Frazier, había izado la bandera de rendición, en una de las mas estrujantes refriegas que recuerde la historia del boxeo moderno en 1974?”.

Los ojos del mundo siguieron, paso a paso, la pelea entre Alí y Joe Frazier el 8 de marzo de 1971. Allí comenzó la era de las peleas multimillonarias cuando los peleadores reciben 2,5 millones de dólares cada uno por su duelo entre invictos en el Madison Square Garden. Ninguno de los dos defraudó en la llamada “La Pelea”, en la que Alí subía por tercera vez al cuadrilátero después de haber estado fuera de acción tres años y siete meses por negarse a ir a Vietnam. Frazier, que no paraba de ir hacia adelante, lo puso al borde del nocaut en el undécimo asalto y lo tiró en el decimoquinto. Al final perdió por decisión unánime. 

Alí vuelve a tener protagonismo cuando el 10 de septiembre de 1973, Ken Norton, que le había roto la mandíbula al vencerlo por decisión dividida el 31 de marzo de 1973, le da la revancha. Cuando faltaba un asalto en el Forum de Inglewood, California, Alí estaba a punto de sufrir otro revés, abajo por dos puntos en una de las tarjetas y empatado en las otras dos. Pero domina el primer minuto del asalto, consigue resistir los dos últimos minutos, y gana por decisión dividida. Después vendrían los combates contra George Foreman o contra el propio Frazier, en Manila.

Defensor de la raza negra, amigo íntimo del reverendo Jesse Jackson, apodado “Bocazas” en su tiempo de boxeador activo por la forma en que trataba a sus rivales, Alí siempre será recordado como el gladiador que picaba como una abeja y volaba como una mariposa. Adiós al campeón.


 Consternación
 
“Muhammad Alí era 'El Más Grande'. Punto final. Si le preguntaban, él lo decía claramente. Que él era doblemente el más grande. Que él iba a esposar al relámpago y a meter al rayo a la cárcel”, expresó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
El ex astro del fútbol brasileño Pelé, a través de las redes sociales, lloró la pérdida de “mi amigo, mi ídolo, mi héroe”.
Diego Maradona, despidió al “mejor de todos los tiempos con mucha diferencia. Seguramente se fue porque ya no podía darnos más felicidad”.
“Mohamed Alí transformó este país e impactó al mundo con su espíritu. Su legado será parte de nuestra historia por todo el tiempo”, dijo el promotor Bob Arum.

Floyd Mayweather, el púgil que más dinero ha ganado en la historia del boxeo, aseguró que sus grandes bolsas fueron posibles sólo porque "Alí nos abrió el camino”.