• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Salomón Rondón, con mucha cabeza

Salomón Rondón anotó su primer gol en Inglaterra | Cortesía

Salomón Rondón anotó su primer gol en Inglaterra | Cortesía

El venezolano anotó su primer gol en la Premier League de Inglaterra y West Bromwich Albion inauguró su casillero de victorias al batir 1-0 al Stoke City

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Salomón Rondón se autodefine como un luchador. Un hombre que no se amilana ante la adversidad, por más compleja que sea. Se requiere pensar mucho las cosas, ponerle mucha cabeza, como se diría en el argot popular, para buscar avanzar permanentemente.

“Soy un hombre de retos, me gusta afrontar situaciones incómodas y demostrarme que puedo salir adelante”, dijo Rondón hace cuatro meses, antes de fichar por West Bromqich Albion, que ayer logró su primera victoria de la temporada en la Premier League con un gol del ariete caraqueño.

“Quise salir de casa joven, a los 19 años de edad, para irme a Europa sin papá y sin mamá, para comenzar a remar y a luchar por lo que deseaba. De ahí salté a Málaga, y comencé con un fenómeno por delante como Rudd Van Nistelrooy y logré jugar y aprender de él. Después me fui al frío de Rubín Kazan, y ahora aguanto muchas cosas en Zenit. En mi familia siempre hemos inculcado el valor de saber salir adelante”, argumentó el atacante, quien ayer demostró que tendrá que remar duro y a contra corriente, como ya es costumbre para él, si desea triunfar en el equipo de Tony Pulis.

El estratega galés programó a su equipo para una función determinada: Deben defender, y contragolpear. Al West Brom le da alergia atacar. No es su zona más cómoda. Y esto perjudica, evidentemente, al delantero centro; porque no le llegan balones y porque Rondón entonces debe pelear solo por labrarse las pocas oportunidades que pueda tener, y asimismo, su puntería tendrá que estar muy fina, porque no se tiene permitido fallar.

Ritual para celebrar

Ayer Stoke City perdió a dos piezas claves antes de la media hora del partido. Ibrahim Afelay, el escurridizo volante holandés, y el experimentado Charlie Adam se fueron expulsados antes de los 32 minutos del partido por sendas agresiones a jugadores de los “Baggies”, y aún así, el cuadro de Pulis no pudo hacerse con el protagonismo del partido.

Rondón peleaba aislado contra los centrales, revolviéndose en el área y bajando constantemente a buscar pelotas, a estrechar la distancia entre las líneas de defensores y mediocampistas de su equipo, pero nada le salía; hasta la última jugada del primer tiempo.

Rickie Lambert se salió del área y envió un centro preciso, entre el punto penal y el área chica. Ahí llegó Salomón Rondón con una carrera endiablada por detrás del zaguero, ganándole la posición para rematar de cabeza, girando hacia el segundo palo, con el ángulo casi cerrado, para batir al arquero y lograr su primera diana en la Premier League, y la única del duelo.

Su alegría fue genuina. Corrió al banderín de córner, besó su anillo de casado y se chupó los dos pulgares (dedicatoria para su esposa y sus dos hijos), después se lanzó en el piso, de rodillas, como lo hacía uno de sus ídolos de la infancia, Thiery Henry, para celebrar con sus compañeros.

El caraqueño tuvo un par de ocasiones más en el segundo tiempo, pero no concretó, y sus compañeros no ayudaron. Ni jugando con nueve generaron más peligro. West Bromwich sufrió sin tener que hacerlo, y Rondón volvió a comprobar que la lucha, cuando se decide con criterio, con la cabeza, y vale la pena, paga bien. 


@PabloAGarciaE

pgarcia@el-nacional.com