• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El monarca comienza la defensa del título

El técnico catalán espera responder ante el reto | FOTO EFE

El técnico catalán espera responder ante el reto | FOTO EFE

A pesar de no deslumbrar todavía en la Bundesliga, el equipo que ahora dirige Pep Guardiola comienza el torneo entre los favoritos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Bayern Múnich, actual campeón de la Liga de Campeones, y Pep Guardiola empezarán hoy una nueva aventura en el máximo torneo europeo, ante el CSKA Moscú, en un momento en el que parece en busca de su mejor versión y con un reto exigente por delante: retener el título ganado la temporada pasada. Con la victoria de la Supercopa de Europa ante el Chelsea como el punto culminante del curso hasta la fecha y como firme favorito por su potencial y su condición de vigente campeón, el Bayern, encuadrado en el grupo D, entrará en juego en Europa frente a un rival invicto esta campaña. El CSKA de Moscú, actual campeón de liga, Copa y Supercopa de Rusia, no ha perdido un solo partido oficial desde el inicio de la temporada y es el líder indiscutible de la liga de su país, en la que, tras ochos encuentros, suma 20 puntos, producto de seis victorias y dos empates, antes de afrontar la visita a Múnich. Tampoco ha cedido ninguna derrota el Bayern en la Bundesliga. Su última aparición en el torneo doméstico se saldó con un triunfo por 2-0 frente al Hannover 96, aunque aún no ha logrado desarrollar su juego a plenitud y es segundo, dos puntos por debajo del Borussia Dortmund, lo que ya ha empezado a generar cierta intranquilidad.

"Aquí en Alemania es normal, tengo que adaptarme a esa situación" Las lesiones han sido uno de los problemas del Bayern en este inicio de curso. De momento, tiene fuera de combate a Mario Götze, Javi Martínez y Thiago Alcántara, mientras que Bastian Schweinsteiger acaba de regresar al equipo, después de recuperarse de una lesión de tobillo.

Es de esperar que Schweinsteiger vuelva al once inicial y a su posición en el centro del campo, lo que permitiría que el capitán Philipp Lahm ocupase su puesto habitual de lateral derecho relegando al brasileño Rafinha al banquillo.