• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Todos ganan en el cambio de Jiménez, dicen gerentes

La LVBP fue noticia este sábado. Con el acuerdo entre Bravos y Cardenales, que se cerró poco después del mediodía, Carlos Rivero y César Hernández pasaron al Lara, con Jiménez y Mario Martínez camino a Margarita. El alto mando de ambas divisas manifestó satisfacción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Esta es la definición de un megacambio: un pacto que involucre al bateador zurdo con más jonrones en la historia de nuestra pelota, a un grandeliga en pleno ejercicio, a uno de los peloteros más populares de la liga en los últimos tiempos y alguien que hasta hace muy poco fue visto como súper prospecto.
 
Todo eso estuvo involucrado en las negociaciones que este sábado concretaron los Cardenales y los Bravos, al adquirir Margarita al jonronero Luis Jiménez y al recluta Mario Martínez, a costa de enviar a Lara al bigleaguer César Hernández y a Carlos Rivero.
 
No es un movimiento sencillo”, admitió Carlos Oropeza, gerente general de los pájaros rojos. “Lo sopesamos, analizamos y digerimos por mucho tiempo, hasta que se tomó la decisión”.
 
“Jiménez es uno de los peloteros con mas poder en nuestro país y sin duda es el zurdo con más fuerza”, intervino Yves Hernández, gerente general de los insulares. “Entregamos a dos buenos peloteros, ciertamente. Pero para recibir a alguien como él, tienes que entregar algo bueno o no te lo darán”.
 
Varias divisas mostraron interés en el slugger, luego de que los occidentales avisaran a sus pares que no había intocables en la nómina crepuscular.
 
“Necesitábamos más profundidad en nuestros jugadores de posición”, reiteró Oropeza. “De esa forma, podremos traer mayor cantidad de lanzadores importados. Tenemos muchos brazos interesantes, muy jóvenes, pero por las muchas restricciones, o porque todavía no están listos, no hemos podido contar con ellos”.
 
“Estamos corriendo riesgos”, terció Hernández, en referencia a las recientes lesiones de Jiménez y a que el beisbol en Corea del Sur termina en noviembre. “Es obvio. Pero si está sano, y ahora lo está, nos va a ayudar mucho”.
 
Rivero es natural de Barquisimeto, lo que le da un extra al pacto. Puede jugar tanto en el cuadro como en el outfield, al igual que Hernández.
 
En este negocio debes apartar el corazón”, subrayó Oropeza. “Tenemos las mejores referencias y recuerdos de Jiménez, pero ahora contamos con el bateador derecho que buscábamos y un grandeliga que juega muchas posiciones, algo que le gusta al manager Félix Fermín, por la versatilidad que eso le dará”.
 
El ejecutivo agregó, sobre el astro cedido a los orientales: “Es la decisión más difícil que me ha tocado tomar. Pero era el jugador por el que podíamos conseguir más. Muchos hablan de Celestino López o Alcides Escobar, pero son figuras en Japón y las mayores, lo que reduce su valor en el Caribe”.
 
Los Bravos se reafirman como la divisa que ha hecho más cambios en la LVBP desde 2013.
 
“Estamos buscando armar un equipo competitivo”, explicó Hernández. “No dejamos de firmar jóvenes, pero no podemos esperar hasta que se desarrollen. Queremos competir ahora”.
 
Martínez llegó a ser uno de los principales prospectos de Seattle, pero se estancó. Actualmente batea para .295/.323/.448 en clase A avanzada, con Boston.
 
“Este año ha estado mejor en las menores, pero con la llegada de Rivero, aquí no iba a tener mucha posibilidad de juego”, comentó Oropeza.
 
“Entregamos un tercera base, pero conseguimos otro antesalista”, coincidió Hernández.
 
Ese tercera base que enviaron a Barquisimeto “va a jugar delante de sus amigos y familiares, que viven en esa ciudad”, reiteró el ejecutivo neoespartano.
 
“Y Hernández está siendo muy usado por los Filis de Filadelfia, en las mayores”, cerró Oropeza.
 
Los Bravos no descartan realizar nuevas transacciones ni tampoco seguir sumando jonroneros, una posible consecuencia de las nuevas tribunas del Stadium Nueva Esparta.
 
“No sabemos si las nuevas gradas en verdad han hecho que la pelota corra más en nuestro parque, como se vio en la Serie del Caribe, aunque así parece”, concluyó. “Si nos ofrecen otros bates de poder, lo estudiaremos”.
 
Un bateador especial. Jiménez es un bateador muy especial en la LVBP, capaz de haber ganado el premio al Jugador Más Valioso en una final y refuerzo habitual en los playoffs, al punto de que ya había ayudado a Margarita, La Guaira y Anzoátegui en distintas postemporadas. Es la joya principal en el megacambio de este fin de semana.
 
El ex grandeliga es el toletero zurdo con más jonrones en la historia de la liga, con 72. Además, esa cifra le permite ocupar el octavo puesto en el escalafón general de todos los tiempos, rodeado de bateadores derechos, igualado con Leonardo Hernández.
 
Nacido en Bobare, estado Lara, milita actualmente en la pelota surcoreana. Tiene 32 años de edad y algunos antecedentes de problemas en las rodillas, pero también es un emblema explosivo en Venezuela, por la dimensión de sus batazos.
 
Debutó con los pájaros rojos en la 2001-2002. Pero desde que se convirtió en titular, en la 2004-2005, ocupa el segundo puesto entre los máximos jonroneros de la LVBP, con 69, seis más que Héctor Giménez y únicamente por detrás de Eliézer Alfonzo, quien suma 89 en el mismo período.
 
Jiménez, desde que es pelotero regular acá, tiene una línea ofensiva de .305/.418/.496, con .914 de OPS.