• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

La defensa ya comenzó

El pelotero venezolano Miguel Cabrera

El pelotero venezolano Miguel Cabrera

Los Tigres se entrenan desde ayer en Maracay con el mismo optimismo y la seguridad en sí mismos que mostraron meses atrás, al conquistar el noveno título de la divisa y el sexto en los últimos nueve campeonatos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 70 hombres con la camisa azul de práctica de los Tigres esperaban en la raya de la izquierda, ayer, en el terreno corto del leftfield.

Pasadas las 9 de la mañana, dos personajes emergieron del dugout del equipo home club. Unos 30 o 40 reporteros, camarógrafos y personal técnico de los medios trotaron al paso de la pareja, tomando fotos y grabando su entrada al diamante.

Buddy Bailey, manager de Aragua, y Rafael Rodríguez Rendón, presidente y arquitecto de la dinastía bengalí, sonrieron con la escena casi “hollywoodesca”. La defensa de la corona en la pelota venezolana comenzaba en el mismo escenario donde, en enero, los felinos conquistaron su sexta diadema en los últimos nueve torneos: el estadio José Pérez Colmenares.

“Ganar es muy agradable”, admitió Bailey, rodeado de sus jugadores y sus coaches. “Pero eso ya está en el pasado. Es basura. Desde ahora hay que trabajar duro para volver a triunfar”.

Al estratega, que apenas le falta un cetro para igualar al legendario cubano Regino Otero como el piloto más ganador en la historia de la liga, le bastaron unos pocos minutos para desglosar su hoja de fe.

“Vamos a ir poco a poco, especialmente con los lanzadores”, señaló, a voz en cuello. “Si alguien no se siente ciento por ciento bien, dígamelo a mí o a mis coaches. Nadie tiene un puesto seguro. Lo único que pido es que trabajen duro y sean profesionales. Están jugando para esos aficionados. Ustedes representan a la organización”.

“Por eso somos los Tigres”, coincidió, poco después, el lanzador Víctor Moreno, uno de los veteranos de guerra en esta impensable dinastía. “Aquí no importa que seas grandeliga o no. Aquí sólo importan los Tigres”.

Moreno, Ramón Castro, Alex Romero, Goyito Martínez, Guillermo Rodríguez, José García, Yorman Bazardo, Francisco Buttó y hasta Horacio Estrada, uno de los 10 peloteros invitados fuera del roster, dijeron presente desde temprano.

También prospectos como Oswaldo Arcia, Juan Urbina, Teodoro Martínez y Ronald Torreyes, y el primero de los importados, Seth Etherton.

“Por primera vez en mucho tiempo no tenemos limitaciones”, sonrió Manuel Rodríguez, asistente de la gerencia general.

Miguel Cabrera, Martín Prado y el operado Wilson Ramos son las únicas figuras sin carta blanca para actuar aquí.

“Pero, por supuesto, hay que cuidar los brazos de los lanzadores”, añadió Rodríguez Rendón.

“La clave de este equipo es la unión”, apuntó Castro, el utility que, como Moreno, ya tiene 11 temporadas con los rayados. “Es bueno ver aquí a casi todos los muchachos”.

Estrada irá a la paralela, a demostrar que puede regresar. Informó el trainer José Luis Vilera que Bazardo debe acompañarle en las dos primeras semanas.

“Ya estoy muy bien”, aseveró Bazardo, operado del codo hace seis meses, para para cambiarle de posición un ligamento. “Hablé con Bailey y quieren llevarme poco a poco. Pero estoy listo para mostrar que puedo lanzar de nuevo en las grandes ligas”.

Bailey cumple 10 años desde que dirigió su primera práctica, en octubre de 2002. Poco ha cambiado desde entonces.

“Lo que más disfruto aquí es competir”, soltó el estratega. “Me encanta jugar póker y aquí lo juego cada noche”.

Moreno, una de las cartas marcadas del estadounidense, promete lucha desde ya.

“La humildad por delante”, dijo el pitcher. “Como siempre nos dijo Rosman (García, el fallecido capitán de los aragüeños). No necesitamos más para ganar de nuevo. Todo lo tenemos aquí”.