• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Ramón Corro, un amante de la pelota venezolana

Corro durante una de las emisiones de su programa de radio | Cortesía El Propio

Corro durante una de las emisiones de su programa de radio | Cortesía El Propio

El vocero de los seguidores del beisbol narra su trayectoria y revela sus secretos como comentarista exitoso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al llegar temprano al estadio se divisa a un hombre muy sociable y bromista. Entre peloteros y periodistas se distingue la figura de Ramón Corro, un apasionado de los batazos y el amigo de todos.

“Hay que ser amable para ganarse el cariño y el respeto de las personas, los peloteros reconocen eso y lo agradecen”, bajo esa premisa Ramón se maneja y ha desarrollado una larga trayectoria de más de 20 años en los medios de comunicación.

El actual conductor del programa de radio “El show del fanático”, se le reconoce por su persistente sonrisa y cada persona que pasa por su cercanía, lo saluda, bien sean deportistas, comunicadores sociales o fanáticos, todos detienen su caminar y le extienden la mano, unos por admiración y otros por respeto.

El comentarista por oficio, revela que desde muy temprana edad estuvo vinculado a la pelota, admite que incursionó como beisbolista y llegó a ser un distinguido jugador de clase A, “yo era un flaquito pero volaba por las almohadillas. Muchos scout me vinieron a ver y estuve a punto de firmar un contrato como profesional”. Pero para la época el veloz prospecto, tuvo que decidir entre continuar su carrera como pelotero o dedicarse a trabajar, inclinándose por la segunda opción debido a que le garantizaban un buen sueldo y fue así como comenzó a incursionar en el mundo del periodismo deportivo.

Los primeros pasos de Corro fueron como asistente del periodista Juan Vené, cuenta que su primer trabajo fue como “office boy”, “iba de aquí para allá, buscando café y haciendo lo que me mandaran”, todo eso le permitió ganar experiencia que le serviría para desarrollar su carrera.

Con el pasar de los años, su labor cambió y su nombre fue sonando cada vez con más fuerza en la radio y en la televisión, destacando en la radiodifusión con el programa “La voz del fanático” y constituyéndose como una de las voces más reconocidas de Radio Deportes. Posteriormente ese proyecto lo adaptó a la televisión, lo que trajo como resultado nueve años de éxito y alta sintonía nacional. El triunfo de la emisión televisiva se sustentó en ofrecer una ventana al fanático venezolano para comentar y hablar sobre beisbol, su alto nivel de interacción cautivó a la audiencia y lo posicionó como referencia dentro de los medios. El caraqueño confiesa que nunca buscó ser una figura dentro de la televisión, “yo era gordo, feo y mal hablado”, afirma entre risas, pero le agradece a Andrés De Arma por ofrecerle la oportunidad de conducir el programa que obtuvo un aceptación sorpresiva.

El vocero de los fanáticos nos comenta sobre aquella época con un perceptible tono de nostalgia, y dando pausa a su habitual sonrisa, afirma que su salida de Meridiano TV se debió a que se terminó un ciclo, “el tiempo pasa y ya se había cumplido una etapa muy bonita”, aunque deja abierta la posibilidad de volver, ya que aseguró que los canales “no pagan favores pero tampoco guardan rencores”.

Aunque ya no se le ve frecuentemente en las pantallas, su trabajo sigue y

el locutor declara estar avocado a la producción radial y revela tener importantes proyectos a mediano plazo con su tutor y amigo, Juan Vené, todos vinculados al deporte del diamante que es su gran pasión. La realidad es que todavía queda Corro por un buen tiempo, bien sea como conductor o locutor, lo que no se duda es su habitual presencia en el estadio Universitario de Caracas, porque como fanático su puesto está garantizado. 

Organizó la caimanera

Ramón Corro es organizador de la habitual Caimanera de los Periodistas que se lleva a cabo el 24 de diciembre y este año se realizó en el Polideportivo Luis “Camaleón” García de La Guairita con la intención de disfrutar de instantes de camaradería, música y batazos. Este año el tradicional evento fue con faldas, ya que se consideró un momento propicio para otorgar un reconocimiento especial a las pioneras del periodismo deportivo en Venezuela.