• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Proa a Margarita

Magallanes revalidó el título

Magallanes revalidó el título

Magallanes celebró su duodécima corona, su tercer bicampeonato y la primera diadema del Almirante Carlos García como piloto. Ahora zarpa a la Serie del Caribe, con tiempo de armar un equipo que le dé otra conquista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para ser el mejor equipo del campeonato era necesario derrotar al mejor equipo de la temporada, el que consiguió más victorias entre el 10 de octubre y el último encuentro de la final.

Para ser el campeón de la campaña 2013-2014 era necesario vencer a Caribes, y Magallanes lo consiguió con rotunda claridad, con cuatro triunfos en cinco presentaciones y una diferencia abrumadora, esa de ayer, 11 por 6, que le aseguró la ventaja decisiva para zarpar con rumbo a la Serie del Caribe desde el estadio Alfonso Chico Carrasquel.

Los turcos, que festejan su duodécima diadema, son bicampeones con justicia; menos rutilantes que hace un año, cuando Pablo Sandoval y Elvis Andrus lideraban la novena, pero mejor ensamblados, quizás.

"Este equipo es más aguerrido", aseguró el legendario coach Gregorio Machado, instalado desde diciembre en el Salón de la Fama de los Navegantes.

A Carlos García le costó lograr su tan anhelada fiesta como estratega. El Almirante no pudo en 2010, al caer contra el Caracas; no pudo en 2013, al marcharse por una emergencia familiar; y por fin lo hizo en 2014, con un manejo de sus relevistas que anoche fue adecuado, medido y definitorio, para así ponerle la tapa a ese frasco que contiene una alegría bien ganada en esta batalla final.

"Estoy orgulloso de la entrega de cada uno de mis jugadores y técnicos", exclamó García, emocionado.

Anzoátegui parecía en camino a forzar el sexto juego, con otra remontada. Comenzó abajo en el primer acto y en el sexto ganaba por dos. Pero el bullpen, se dijo al comienzo del lance, podría ser decisivo.

La tribu no tenía tantos brazos probados como la nave. Y así, luego de que los bates hicieran su trabajo, los pitchers orientales no pudieron completarlo.

Luis Ramírez, Richard Salazar, Jean Toledo y Pedro Rodríguez trataron de contener a los turcos, que se acercaron con una en el séptimo y estallaron con seis en el octavo. Triste desenlace: el hombre que forzó con un jonrón el duelo de ayer, Eduardo Escobar, cometió el error con dos outs y tres hombres en las bases, para abrir la brecha por donde pasó en tromba el Magallanes.

El segundo cuadrangular de Ramón Hernández en el encuentro, su tercero de la serie, le puso remaches de acero a la placa de los bucaneros en la galería de nuestros campeones y le aseguró a Hernández el galardón como Jugador Más Valioso del lance.

"Sólo traté de hacer lo posible para que el equipo ganara", aseguró el grandeliga. "Nunca pensé en el premio".

La multitud invadió el terreno cuando Juan Carlos Gutiérrez sacó el último out. Una curiosidad cerró así tan emocionante final: que un caraquista completara el trabajo colectivo de los apagafuegos eléctricos y garantizara el cetro del rival eterno. El beisbol, como la vida, es complejo y permite esos abrazos.

"Fue una gran temporada", apuntó Alfredo Pedrique, el manager derrotado. "Pero contra Magallanes teníamos que jugar perfecto y no lo hicimos".

El oriente venezolano, que el inolvidable sucrense Camaleón García colonizó para los Navegantes, fue testigo y partícipe de la celebración. Miles de gargantas corearon el nombre del mejor equipo del país.

El acorazado zarpa ahora a Margarita, con la bendición de Camaleón.