• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Premio a la regularidad

Foto AVS Photo Report

Foto AVS Photo Report

Caribes de Anzoátegui compró su boleto a la semifinal gracias a su contundente ofensiva, pero también fue el equipo más constante y con menos cambios en el roster

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El manager Alfredo Pedrique no duda en afirmar que Anzoátegui se convirtió en el primer equipo en lograr el pase a la semifinal amparado en una sobresaliente ofensiva y las estadísticas respaldan ese argumento.

Al momento de celebrar la clasificación en la grama artificial del Alfonso "Chico" Carrasquel, la tribu encabezaba la liga en OBP (.374), slugging (.448), OPS (.822) y carreras anotadas por encuentro (5,98), mientras que su average (.290) era sólo superado por La Guaira (.293), todos esos valores por encima del promedio de la LVBP.

“Nos hemos apoyado en el bateo desde que se inició la temporada, pero quiero destacar la disposición y la entrega de los jugadores, la química que existe en este grupo”, dijo el estratega al otro lado del teléfono.

Esa química se tradujo en regularidad sobre el terreno. Hasta la novena semana del calendario regular, la tribu nunca terminó un periodo de 7 días o menos con récord por debajo de .500. Apenas hace una semana finalizó con 2 ganados en 6 desafíos.

"Hemos mantenido el mismo núcleo de peloteros que el año anterior con la notable incorporación del Cachi (Oscar Salazar), que estuvo desde el primer día y, luego de la segunda semana, cuando se incorporó (Alexi) Amarista, no hemos tenido mayores cambios”.

Hasta el miércoles, Caribes había utilizado apenas 47 jugadores, 26 de ellos pitchers, muy por debajo de la media del circuito (60).

“El año pasado no tuvimos apoyo de los importados de posición, así que toda la producción recayó en el material nativo. Esta vez (Cory) Aldridge y (Leslie) Anderson fueron un factor fundamental”, destacó Pedrique.

Los dos toleteros zurdos se convirtieron en la dupla de importados más productiva del torneo, tras combinarse para sumar 26 dobles, un triple, 16 jonrones y 68 empujadas.

“Aunque fue un trabajo en equipo. Antes del inicio de la temporada, todos conocían el papel que iban a desempeñar y eso ayudó a la armonía en el clubhouse”, enfatizó el estratega.

El talón de Aquiles fue la rotación, un mal que todavía padece Caribes y los otros siete equipos, solo que los relevistas dieron un paso al frente.

“El bullpen nos ayudó a sobrellevar la inconsistencia de nuestros abridores. Hombres como Alex Herrera, Alex Serrano, Jean Toledo y Pedro Rodríguez han hecho un gran trabajo”.

Anzoátegui tocó fondo en la 2009-2010 cuando terminó último con un mediocre registro de 22-41, pero al año siguiente renació de sus cenizas para ganar el primer campeonato de su historia y desde entonces no ha fallado a ninguna cita en enero, con un promedio de 34 triunfos.

“Hay que darle crédito a los peloteros y a la oficina que ha hecho los movimientos adecuados”, puntualizó Pedrique, que desde la zafra anterior tomó las riendas del equipo y ha sabido maximizar el talento que tiene a su disposición.


Inexpugnable recinto

El Alfonso "Chico" Carrasquel siempre ha sido un parque hostil para los rivales de Caribes. En los últimos 10 años los portocruzanos siempre han jugado mejor en casa, especialmente durante las más recientes cuatro temporadas en las que exhiben un impresionante récord de 80-40 (.667), el mejor de la liga, incluido 19-7, antes de la jornada de anoche.

“Cuando juegas de home club te sientes más cómodo y juegas con menos presión. El público de Puerto La Cruz ha apoyado mucho al equipo. Desde que consiguió el primer título han entendido el esfuerzo que hace la gerencia para poner al mejor personal disponible en el terreno”, explicó Pedrique. “Cuando estás de gira sólo encuentras obstáculos. Los viajes por tierra son muy largos y hemos sufrido un par de averías en el autobús. Los vuelos charters se atrasan muchísimo. En ocasiones hemos llegado a los hoteles a las 9:00 am y a la 1:00 pm debes entregar la habitación. Son muchos factores. En casa estás más descansado”.

En 26 encuentros como local, los indígenas exhiben una soñada línea de producción de .307 AVE/.387 OBP/.521 SLG, mientras que su pitcheo paradójicamente mejora en ese paraíso para bateadores. Los contrarios golpean .252 y la efectividad de los brazos es de 4.24 por .295 y 4.56 en la carretera.


Buscarán brazos

Pedrique adelantó que los últimos partidos de la eliminatoria servirán para hacer “un profundo análisis” del actual roster, de cara al round robin.

“Iremos por dos abridores y un relevista en el draft de sustituciones. Adam Loewen todavía debe demostrar que puede quedarse, de lo contrario buscaremos otro bateador zurdo. Por eso es importante asegurar el primer lugar para seleccionar lo mejor de los peloteros disponibles”, dijo el piloto.