• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Paul Molitor: "Alex Rodríguez no debe entrar al Salón de la Fama"

Molitor (centro) jugó 21 años en grandes ligas y fue exaltado a Cooperstown en 2004 | Foto REUTERS

Molitor (centro) jugó 21 años en grandes ligas y fue exaltado a Cooperstown en 2004 | Foto REUTERS

El expelotero comparó el caso del antesalista de los Yanquis con el de Roger Clemens y Barry Bonds

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Detractores El inmortal considera justa la suspensión de A-Rod por dopaje

Pues bien, ya se puede contar al miembro del Salón de la Fama, el infielder Paul Monitor, entre la legión de detractores de Alex Rodríguez.

Molitor asegura que la suspensión de Rodríguez fue justificada y que el tercera base de los Yanquis de Nueva York no tiene lugar en Cooperstown.

"No creo que fuera un blanco excesivamente perseguido por las grandes ligas", dijo Molitor a la cadena de beisbol de Canadá el fin de semana. "No creo que hayan impuesto una sanción exageradamente severa. Sé que no hubo una prueba positiva por drogas, pero ese fue justo el caso".

La última mitad de la carrera de Molitor estuvo montada sobre los años dorados del beisbol en la llamada era del esteroide, y mientras jugó su última temporada para los Mellizos de Minnesota en 1998 en medio de los casos de Mark McGwire, Sammy Sosa o Roger Maris con una marca de cuadrangulares en una sola temporada.

Rodríguez estaba en su cuarta campaña completa y se desataron las conversaciones sobre su posible futuro en el Salón de la Fama por su temporada de 1998, cuando bateó .310 y conectó 42 jonrones, la primera de seis temporadas consecutivas en las que podría pegar 40 o más cuadrangulares.

"No importaba a dónde fuera su carrera (de Rodríguez), de la información que yo había expuesto para y por lo que he leído, no creo que vaya a estar dentro", dijo Molitor, quien además jugó para los Cerveceros de Milwaukee y Azulejos de Toronto en 21 años de carrera que inició en 1978. "Pero vamos, Roger Clemens y Barry Bonds reciben aproximadamente el 30 por ciento de los votos ¿Qué quedará para A-Rod?".

Rodríguez expresó la semana pasada su gratitud por el apoyo recibido por cada uno de sus compañeros de los Yanquis, desde "los jugadores retirados y los jugadores que están en el Salón de la Fama" y expresó su tristeza de que su reciente suspensión haya encabezado los recientes titulares de la prensa.

Molitor no estaba entre aquellos que han mostrado su apoyo.

Molitor fue contratado por los Mellizos en octubre como supervisor del equipo para en el corrido de bases, toque de bola, instrucciones dentro del cuadro y posicionamiento para una mejor asistencia en el juego de estrategia. Había trabajado para el equipo desde 2005 en varias áreas de ligas menores.

Se mantuvo firme en la entrevista acerca de que Rodríguez no podría ser votado para ingresar al Salón de la Fama. "No, yo no creo que él pertenezca a Cooperstown", dijo Molitor.

Rodríguez presentó una demanda el lunes pasado para revocar la decisión del árbitro Fredric Horowitz de suspenderlo la temporada regular 2014 y los playoffs por violar el acuerdo sobre consumo de sustancias prohibidas.

El árbitro encontró "clara y contundente evidencia" de que Rodríguez usó tres sustancias prohibidas y un par de ocasiones trató de obstruir la investigación de la clínica anti-envejecimiento Biogénesis.

El comisionado Bud Selig había suspendido inicialmente a Rodríguez por 211 juegos en agosto pasado.

Susto en México. El estelar pelotero Alex Rodríguez sufrió un pequeño susto cuando el ascensor que lo llevaba hacia uno de sus gimnasios, el Energy Fitness en Pericoapa, al sur de la Ciudad de México, se quedó atascado durante más de 15 minutos.

El pelotero de origen dominicano, inmiscuido en una fuerte disputa legal con las grandes ligas por cuestiones de dopaje, estuvo la semana pasada en la Ciudad de México para inaugurar su quinto gimnasio, y a su llegada fue asediado por camarógrafos y fotógrafos, lo que obligó a llegar casi a empujones al gimnasio.

Rodríguez intentó pasar del primer al segundo piso del gimnasio que inauguró minutos después; sin embargo, en el elevador que lo haría, se subieron fanáticos, reporteros y camarógrafos, provocando que se quedara atorado,

Luego de 15 a 20 minutos, llegó un técnico para solucionar el problema y al final el evento continuó con normalidad, pues incluso se prestó para dar autógrafos en el gimnasio del que es socio, además de ofrecer una conferencia a los medios presentes.