• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Pablo Sandoval mostrará nuevo físico en 2014

Sandoval entrenó el jueves en el estadio Universitario | Foto: Omar Véliz

Sandoval no desmaya en sus deseos de mejorar sus condiciones atléticas / Omar Véliz

El grandeliga de los Gigantes de San Francisco ha bajado 10 kilogramos y exhibe las mejores condiciones de su carrera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El peso de Pablo Sandoval ha sido un tema de conversación recurrente durante los últimos años, cada vez que los Gigantes abren su campo de entrenamiento en la primavera e incluso durante la temporada regular. El próximo año tal vez la historia se repita, pero con un matiz diferente. El antesalista se reportará en las mejores condiciones de su carrera.

Para moldear su nueva apariencia, desde hace tres semanas se ha sometido a un riguroso plan de entrenamiento con el reputado preparador físico Rafael Álvarez, conocido por su afable trato y estricto desempeño en sus labores.

“Primero nos enfocamos en bajar un poco de peso”, dice Álvarez, a quien todos en Magallanes conocen como el “Profe”. “Diseñamos un plan de alimentación. No se trata de una dieta, sino de comer mejor. Entre cinco y seis comidas al día, balanceadas con proteínas, vegetales y carbohidratos. Ahora luce diferente, sobretodo en la zona abdominal”.

San Francisco se ha tomado muy en serio la batalla contra los problemas de sobrepeso de Sandoval desde su campaña de novato, incluso lo presionó después de 2010, cuando llegó a perder la titularidad en el equipo. Ese año, en la temporada muerta, logró transformar su cuerpo gracias a la ayuda de los instructores del programa Triple Threat Performance en Arizona. En 2011 sorprendió a todos al comenzar la pretemporada, pero no pudo sostener en el tiempo todo ese esfuerzo que se conoció como Operación Panda.

En agosto pasado, contrató a su hermano mayor Luis, graduado en una escuela gastronómica en Miami, para que cuidara su alimentación y logró importantes progresos.

Ahora, con Álvarez, además de alimentarse bien, está tonificando y moldeando su cuerpo con un plan de trabajo que consta de dos sesiones diarias.

“Se trata de un macro ciclo, no convencional, que involucra gran cantidad de elementos”, explica Álvarez. “Ha mejorado las cinco valencias físicas del atleta: velocidad, reacción, fuerza, flexibilidad y resistencia. Me satisface verlo tan motivado y lo que ha logrado en apenas tres semanas de entrenamiento. Se levanta muy temprano, desde la 5:30 am, para ir al gimnasio. Luego durante los estiramientos del Magallanes, cuando el equipo juega en casa, continúa con ejercicios específicos. Sigue los sábados y domingos. En los viajes de los Navegantes vamos al gimnasio de los hoteles donde se queda el club y más tarde en el campo”.

Los resultados están a la vista de todos. El viernes, Sandoval sacó más de 20 pelotas a las gradas del José Bernardo Pérez durante la práctica de bateo navegante.

“Por su juventud (27 años de edad) no le ha dado mucha importancia a su trabajo de piernas y las pesas. Adecuamos un programa idóneo para peloteros. Porque Pablo Sandoval, jugador de posición de las grandes ligas, no puede hacer el mismo plan de pesas de una persona convencional. No buscamos volumen, sino el fortalecimiento. Nos enfocamos en un acondicionamiento directo del abdomen, porque la fuerza está allí, y las piernas, junto a la parte superior del cuerpo: bíceps, tríceps, espalda, hombros y pecho. Así, la extensión de sus brazos está muy bien y la fuerza contundente. No me extraña su exhibición de batazos”.

Dave Groeschner, entrenador atlético de los Gigantes, no se opuso a la iniciativa de Sandoval.

“Hubiese preferido que se quedara en nuestras instalaciones de Arizona”, declaró Groeschner hace unos días al San Francisco Chronicle. “Pero no me importa en donde se encuentre siempre y cuando se cuide y regrese en forma”.

Trabajo. El Panda ofreció una rueda de prensa a principios de noviembre para adelantar sus planes y aclarar que este año no se uniformaría con la nave para prepararse sin tener otras cosas de qué preocuparse. También adelantó que su intención era mejorar la velocidad para intentar robar 20 bases en las mayores, un viejo anhelo.

“Hemos hecho énfasis en todas las valencias físicas, pero al bajar de peso mejorará su acción y reacción. Ahora mismo, estamos trabajando la parte mecánica (sprints con 30 libras de peso)”, explicó Álvarez. “No digo 20 bases robadas, si se lo propone tal vez se estafe 30. Tiene buena pisada, buena mecánica en el salto y juventud”.

El “Profe” fue el entrenador personal de Bob Abreu durante una década. Con 399 robos de por vida, el jardinero ocupa el tercer lugar histórico en la gran carpa para venezolanos, sólo superado por Luis Aparicio (506), miembro del Salón de la Fama, y Omar Vizquel (404), que jugó 24 años en el mejor beisbol del mundo.

“Bobby era muy dedicado y de características diferentes”, refiere Álvarez. “A los 30 años lo puse a correr 6,5 (segundos) en las 60 yardas, cuando el promedio es de 6,6 o 6,7. No podría afirmar que Pablo pueda hacer eso, pero puede adecuar su cuerpo. Tiene buena mecánica en la carrera y fuerza en la pisada. De manera que bajando de peso se abren posibilidades”.

El tiempo dirá si Sandoval logrará convertirse en un exitoso estafador almohadillas y si los Gigantes estarían de acuerdo con tal decisión. Lo realmente importante para el futuro de la estrella de San Francisco es mantener un peso adecuado, que no influya negativamente en su rendimiento ofensivo.

“Se ha quitado unos 10 kilos en cuanto a porcentaje de grasa corporal”, revela Álvarez. “Pero no me gusta hablar en esos términos. Prefiero destacar la medida de la cintura. Desde que llegó ha bajado cuatro huequitos de la correa. Eso lo motiva mucho. Su autoestima está muy alta y la correa que está usando pronto dejará servirle (risas)”.

El plan de trabajo de Sandoval no se limitará a la temporada muerta, seguirá durante todo 2014. Álvarez lo acompañará a San Francisco.

“A futuro, seguirá mejorando y con sus nuevos hábitos logrará mantenerse. No tengo dudas sobre eso”, enfatiza Álvarez.

Sandoval irá a una zafra clave en su carrera. Será la última antes de explorar la agencia libre.

Proyecto Rainrox

Rafael Álvarez posee una dilata trayectoria. Ha trabajado con los Mets, Astros y Filis, mientras que con Magallanes suma 12 campañas. También ha sido el entrenador personal de Bob Abreu, Melvin Mora, Carlos Zambrano, Jesús Montero y Omar Daal, entre otros grandeligas.

Toda esa experiencia lo llevó a crear el Proyecto Rainrox, cuyo propósito es desarrollar las cualidades físicas de los deportistas de alto rendimiento.

Pablo Sandoval es la nueva cara del exitoso programa.