• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Magallanes con ventaja

José Castillo y Mario Lissón | Fotos Archivo

José Castillo y Mario Lissón | Fotos Archivo

Los Navegantes defenderán la corona con un roster plagado de figuras contra un equipo con suficientes armas para plantearle resistencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Magallanes y Anzoátegui se medirán en una final inédita. El único antecedente entre ambos equipos son sus enfrentamientos en la serie todos contra todos, que dominan los Navegantes 22-11, incluido un récord de 11-5 en el estadio José Bernardo Pérez.

A partir de esta noche esas estadísticas servirán solo de referencia. Un análisis hombre a hombre se inclina a favor de la nave, pero los Caribes dominaron la ronda eliminatoria a su antojo y cuentan con suficientes armas para no facilitarle las cosas a los carabobeños.


Catcher.
Ramón Hernández vs  José Gil.
Aunque Gil consiguió más extra bases y empujadas que Hernández, el careta de los Navegantes tuvo una buena semifinal con el madero. Eso y sumado a su experiencia en las mayores, defensa y el manejos de los lanzadores, inclina la balanza a su favor.

Ventaja: Magallanes.


Primera base.
Mario Lissón vs Héctor Giménez.
Giménez apenas cometió un error en 465 lances en la inicial (.998), tiene mucha más experiencia en ese cojín y viene de su mejor cosecha en jonrones (15) y remolcadas (51). Aunque su semifinal fue modesta. Lissón tapa sus deficiencias defensivas con el bate y su oportunismo. Suma 26 jonrones y 71 remolques, incluida la postemporada.  

Ventaja: Magallanes.


Segunda base.
Alexi Amarista vs Alberto Callaspo.
Ambos son grandeligas, con cualidades defensivas en la posición y un bate productivo. Amarista saca ventaja por gran alcance y seguro guante, además de estar por encima con el madero, al menos esta campaña.

Ventaja: Anzoátegui.


Tercera base.
Pablo Sandoval vs Niuman Romero.
Sandoval está en las mejores condiciones físicas de su carrera, es un buen defensor de la posición y el tiempo de su bate ha ido mejorando. Romero es uno de los peloteros más útiles de la liga, con un excelso guante y una ofensiva adecuada. Pero Sandoval puede ser la diferencia en una serie corta.

Ventaja: Magallanes.


Campocorto.
Ronny Cedeño vs  Eduardo Escobar.
Cedeño mejoró el ritmo ofensivo durante la postemporada y terminó con .415 de promedio y 15 remolcadas, como noveno bate del Magallanes. Su guante es uno de los mejores en la posición. Escobar puede equiparar a Cedeño con su guante, pero no aporta esa contundencia ofensiva.

Ventaja: Magallanes.

Jardinero izquierdo.
José Castillo vs E. Carrera y F. Díaz.
La pareja del Magallanes aporta defensa, velocidad en las bases y fuerza. Castillo ha sido uno de los bates más productivos de Caribes y es un hombre curtido en postemporada, pero unidimensional.

Ventaja: Magallanes.


Jardinero central.
Gorkys Hernández vs Endy Chávez.
Las virtudes defensivas y el brazo de ambos para jugar la posición hace difícil escoger quién es mejor. Aunque esta vez la ofensiva se inclina del lado de Hernández. La figura del Magallanes ha confrontado muchos inconvenientes en el plato.

Ventaja: Anzoátegui.


Jardinero derecho.
Cory Aldridge vs Adonis García
Aldridge es el mejor importado de posición de la liga y su desempeño defensivo es promedio. García es un pelotero fajador, con buen contacto, pero un despiste con el guante puede causar daño.

Ventaja: Anzoátegui.


Designado.
J. Rivera y E. Alfonzo vs Oscar Salazar.
Rivera está lidiando con molestias en la pierna izquierda, por eso es utilizado como designado en lugar de Alfonzo. Es uno de los bateadores más peligrosos de Magallanes. Salazar es uno de los responsables del éxito de Caribes

Ventaja: parejo.


Rotación.
Carlos Zambrano, Chris Cody, Dustin Richardson y Lorenzo Barceló o Sergio Pérez integrarán la rotación de Magallanes. El manager Carlos García iniciará la final con el Toro, que tuvo una irregular actuación, luego probablemente le sigan los zurdos Cody y Richardson. El primero tuvo una gran actuación en República Dominicana y el segundo terminó como el mejor pitcher de la semifinal. Barceló y Pérez son una incógnita.

Caribes sumó a Amauri Sanit, probable abridor del primer encuentro, Toru Murata, Daryl Thompson, que exhibió la segunda mejor efectividad del round robin, y Manny Correa.

Ventaja: Magallanes.


Relevo.
Magallanes reunió al mejor bullpen de la semifinal y con la adición de Juan Carlos Gutiérrez, sumará otro brazo con experiencia en las mayores, que se unirá a los grandeligas Fernando Abad y al cerrador Jean Machí para el último tercio de los partidos, además de Deolis Guerra, que no permitió carreras en 10.1 innings. En los tramos intermedios el experimentado Franklyn Germán y José Ortega, apenas son un par de nombres que destacan.

Anzoátegui ahora cuenta con Hassan Pena, el Relevista del Año, y Luis Ramírez, que darán respiro a Pedro Guerra y Jean Toledo. También agregaron al derecho Peter Parise, que llega de Puerto Rico con la misión de apoyar el relevo intermedio. Durante buena parte del año, los taponeros de la tribu cargaron con el pitcheo.

Ventaja: Magallanes.


Banca.
El manager Carlos García pocas veces recurrió a la banca, salvo para usar un corredor emergente, lo que habla muy bien de sus peloteros regulares. Robinson Chirinos, Frank Díaz, que ahora se alterna con Ezequiel Carrera, y Eliézer Alfonzo, que cedió su lugar como designado a Juan Rivera, sería un recurso importante. Alfredo Pedrique tiene mucha más profundidad y teme hacer cambios.

Ventaja: Anzoátegui.


Managers.
Alfredo Pedrique vs Carlos García
Ambos estrategas han dirigido en finales. Pedrique lo hizo en 2007 y García en 2010. Ninguno tuvo éxito al mando del Magallanes. Esta vez uno alzará los brazos. Pedrique ha estado con su club desde el primer día de prácticas, conoce cada uno de sus jugadores y su ascendencia es indiscutible. No es el mismo de hace 7 años. Ha ganado experiencia y es más cerebral.

García asió el timón en enero, después del despido de Sojo, y tiene un equipo plagado de talento y curtido, que el año pasado ganó el título con un roster casi idéntico. Apela a la jerarquía y a priorizar al grupo por encima de las individualidades.

Ventaja: Anzoátegui.