• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Henderson Álvarez se estrena ante su gente y un Salvador de batería

El lanzador zurdo venezolano, Mauricio Robles, de los Tiburones de La Guaira, firmó contrato ayer con los Medias Blancas  de Chicago | Foto Henry Delgado

El lanzador zurdo venezolano, Mauricio Robles, de los Tiburones de La Guaira, firmó contrato ayer con los Medias Blancas de Chicago | Foto Henry Delgado

El lanzador del no hit no run se dejará llevar por lo que pida el Guante de Oro para someter a la toletería del Magallanes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hoy Valencia se dará un lujo único: tener a un lanzador que logró un no hit no run en las grandes ligas y le recibirá un catcher ganador del Guante de Oro en las mayores. Ambos son hijos de la zona sur del estado Carabobo. Miguel Cabrera, el bateador que ha hecho trizas los mejores envíos del beisbol, dijo el 29 de septiembre sobre él: “Menos mal que no jugué, a ese pitcher no le bateaba”.

Ese mismo lanzador, entonces, no necesita mucha presentación. Henderson Álvarez, quien el 29 de septiembre (el último día de la ronda regular) se convirtió en el sexto nativo en alcanzar el no hit no run en las mayores, se subirá al morrito esta tarde por los Tiburones de La Guaira, para estrenarse esta zafra. La cita es desde las 5:30 pm en el estadio José Bernardo Pérez, casa de los Navegantes del Magallanes.

“Toda mi familia es de Valencia, pedí este juego para que todos me vayan a ver. Será un día especial”, dijo el carabobeño, quien así como exigió dicha fecha, también colocó una condición: Salvador Pérez debe ser el encargado de recibirle las serpentinas.

Nada es casual. Pérez también es oriundo de la tierra cabrialense. Ambos se criaron en la zona aledaña a Plaza de Toros. La similitud es tal que nacieron el mismo año; Henderson es mayor por apenas 22 días.

Y es que Henderson pidió a la gerencia de los salados, previamente, que actuaría en Venezuela sólo si Pérez o Edwin Bellorín le recibirían en el plato.

“Para mí es un orgullo, de verdad. Estoy esperando por este día, estoy muy contento”, expresó el actual mascota Guante de Oro de la Liga Americana.

Más allá de ser casi su “hermano” y ser coterráneos, el derecho de los Marlins de Miami tiene una explicación sustentada del porqué quiere a Salvador como batería para hoy: “Para mí Salvador es un catcher demasiado inteligente, sabe como llevar cada bateador. Él te puede corregir si estás haciendo algo mal”.

El diestro no necesita un reporte detallado de cada toletero de los turcos, ya tiene el plan indicado para el encuentro. “Lo que diga Salvador, eso es lo que voy a lanzar”.

Límite. El nativo tendrá un límite de tres entradas para esta tarde-noche; o cerca de 50 envíos. Serán los primeros capítulos del topa de 30 que tiene para esta zafra con los Tiburones.

Luego del inicio de hoy, Álvarez partirá a Estados Unidos para el nacimiento de su hija; allá hará bullpen y regresará para la fecha pautada para la segunda apertura. Espera que las 30 entradas le alcance para llegar hasta un hipotético round robin con los del litoral central.

Está centrado, de eso no hay duda: “Vine a demostrarle a la fanaticada que este año sí podemos conseguir un título, vengo a darle un buen espectáculo a ellos, se lo merecen”.

También le tiemblan las manos por empuñar el madero. “Si me dan un bate, yo me paro a batear ahí, quiero aportar ese granito al campeonato que tanto ha esperado la fanaticada”, expresó el derecho grandeliga, quien fue uno de los mejores lanzadores con promedio ofensivo en la Liga Nacional en 2013 (.300, de 30-9).

Experiencia del no hit

Henderson Álvarez admitió que el no hit no run alcanzado el último día de la ronda regular en las grandes ligas, ante la toletería de los Tigres de Detroit, le trajo una alegría indescriptible. “Cambio todo para mí, es una experiencia muy bonita. Cuando lancé el no hit no run, no lo creía, cambió mi vida. Gracias a Dios por ese regalo que me dio”.