• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

La Guaira encontró la consistencia que Tony DeFrancesco exigió

Édgmer Escalona abre hoy por La Guaira. El martes pasado trabajó cinco entradas en blanco y bajó la efectividad a 1.93, la tercera mejor del torneo | Foto Avs Photo Report

Édgmer Escalona abre hoy por La Guaira. El martes pasado trabajó cinco entradas en blanco y bajó la efectividad a 1.93, la tercera mejor del torneo | Foto Avs Photo Report

La ofensiva de los escualos es la que menos ha dejado hombres en base en lo que va de campaña

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Antes del juego del pasado martes con las Águilas del Zulia, en medio de una “nube gris” que exigía cambio de timón en los Tiburones de La Guaira, Tony DeFrancesco sólo tenía dos requisitos para sus pupilos: “Quiero que jueguen con consistencia y que cada uno asuma su rol”. Ese día, viniendo de atrás, los salados ganaron 7-3.

Después de dicho encuentro con los rapaces, los del Litoral Central triunfaron en los cuatro compromisos siguientes y cerraron invictos la semana pasada.

El domingo, el discurso de DeFrancesco se mantuvo, solo que cambio el tiempo de los verbos. “Cada quien asumió el trabajo y la responsabilidad que le corresponde, se notó un cambio de actitud”, expresó el piloto de los Tiburones.

Es que más allá de las estadísticas, las prácticas del equipo previo a los encuentros se basaron en repasar jugadas de rutina de defensiva en el infield, esas que suelen hacer énfasis en la pretemporada.

DeFrancesco, quien se autodenomina un “sabermétrico” en todos los sentidos, también estaba en deuda por el exceso de toques de sacrificio ordenados. El panorama cambió la semana pasada: el equipo ejecutó sólo cuatro sacrificios y le dio más libertad a la espera del batazo y no regalar un out con un toque, tal como reza el “moneyball”.

Se destaparon. La Guaira dispararon nueve jonrones en cinco encuentros, la mayor cantidad para un club en el período. En total sonaron 17 extrabases, además dejaron el average en .284. Ahora, son la tercera organización más ofensivo del campeonato. Además, han sido productivos: han dejado 182 hombres en base, la cantidad más baja de la liga; también, son los que menos se han pochado con 144.

En el pitcheo, la efectividad de los salados bajó 48 puntos de 5.43 a 4.95. Ayer amanecieron con 231 imparables permitidos en 234.1 episodios. El bullpen disminuyó el porcentaje de carreras limpias de 5.93 a 5.44, amparados con el zurdo Joseph Ortiz fungiendo de preparador para el cerrador Enrique González.