• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Ezequiel Carrera corre sin presiones

Carrera se ha convertido en un consistente robador |  Foto HENRY DELGADO

Carrera se ha convertido en un consistente robador | Foto HENRY DELGADO

El primer bate de los Navegantes del Magallanes amenaza varios registros históricos de la franquicia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ezequiel Carrera observa los movimientos del pitcher y arranca hacia la segunda base. El tiro del receptor va justo al guante del shortstop, pero un poco alto, lo suficiente para que el veloz corredor se deslice a salvo en la base.

Carrera se limpia el polvo del uniforme y suma otro robo.

El jardinero amenaza con romper varios registros históricos del Magallanes en ese departamento y promete convertirse en el primer jugador de la LVBP con al menos 20 estafadas en 13 campañas.

“No me sorprende lo que está haciendo”, asegura el manager de los Navegantes, Luis Sojo. “A través de los años ha mejorado. Cada vez que sale llega fácil. Está tomando un buen salto en el tiempo exacto. Algo que denota madurez en ese aspecto del juego”.

Carrera encabeza el circuito con 18 robos en 23 intentos (78%), un registro personal, y suma 61 en seis campañas desde que debutó en la zafra 2008-2009. El sucrense ahora ocupa el tercer lugar histórico del equipo, a uno de Carlos “Tapón” Hernández (62) y más cerca de Oswaldo Olivares (68), el líder de todos los tiempos. Este año superó a Endy Chávez (57), Eddy Díaz (56) y Melvin Mora (45).

“Es un joven con mucho talento, que en este momento tiene la inspiración para implantar marcas”, señala Díaz. “Siempre le digo a los muchachos que no es necesario ser tan rápido para robar bases. En mi caso no lo era y recurría a las situaciones del juego. Por ejemplo, cuando un lanzador coloca en dos strikes y una bola al bateador, generalmente viene con un pitcheo quebrado y eso te da la oportunidad de tener éxito en un intento de robo. Ezequiel lee muy bien ese tipo de cosas y es rápido”.

Díaz fue el último bucanero que logró robar más de 20 almohadillas. En la zafra 1994-1995 fue el mejor del circuito con 23. Si Carrera mantiene su actual ritmo, proyecta birlarse 24 bases, a una del tope para los valencianos implantado por Oswaldo Olivares en la campaña 1977-1978.

“Todo depende del salto, de saber cómo trabaja el pitcher contrario en determinadas situaciones y conteos”, enfatiza Olivares. “Si logras establecer cuándo usa la curva o los envíos quebrados, tienes más oportunidades de llegar. Robar bases no sólo se trata de velocidad, sino de saber cuándo salir. Conocer al catcher. He visto en Carrera ese tipo de criterio. Por eso ha tenido éxito”.

El cubano Alex Sánchez, con Pastora de los Llanos en la 2000-2001 fue el último que llegó a salvo 20 veces cuando salió en intento de robo. Lo que de alguna manera refleja cuán difícil es el logro que está a punto de alcanzar Carrera.

La frecuencia de las bases robadas fluctúa de acuerdo a la ofensiva y las características del lineup. En lo que va de ronda regular, Caribes de Anzoátegui marcha con 18 estafas, la cuarta mejor cifra del circuito, porque es segundo en jonrones (51) y no necesita arriesgar o jugar la llamada “pelota pequeña” como lo hacen las Águilas del Zulia.

Magallanes, igual que Anzoátegui, cuenta con una alienación que también apela a los batazos de larga distancia, pero coloca detrás de Carrera a Lew Ford, tal vez el mejor segundo bate de la liga, con la habilidad de mover a los corredores y conseguir sencillos, no cuadrangulares, a la banda contraria.

“Más allá de los robos, como manager lo que quieres es tenerlo en circulación regularmente”, puntualiza Sojo. “Siempre le doy luz verde, pero le digo que lo piense. No se trata de números individuales, sino de resultados colectivos”.

Carrera ha respondido con un porcentaje de embasado de .414, el más alto entre los primeros bates de la liga, en tanto que ha anotado 35 veces, solo detrás de Niuman Romero (42) y Ender Inciarte (37), abridores regulares de sus clubes.

“Ha estado en los rallys del equipo, mucho más que en años anteriores. Ahora es mucho más consciente de su velocidad y capacidad”, apunta Olivares. “No se preocupa por tener una sombra detrás. En otras campañas sabía que iba a perder tiempo de juego cuando llegara Endy Chávez. Desde el año pasado ha sido así”.

Chávez solo ha aparecido como primer bate en tres de sus nueve partidos y en uno de ellos lo hizo después que Carrera fue golpeado en la mano derecho por una línea salida del bate de Juan Rivera, mientras corría en la antesala.

“Está haciendo un buen trabajo y mientras el manager no decida lo contrario, debe quedarse donde está”, destacó Chávez, que se unió al equipo a finales de noviembre.

A los Navegantes les quedan 15 desafíos en el calendario, suficientes para que Carrera no pierda su cita con la historia.

“Es algo muy grande saber que estoy al lado de todas esas figuras del equipo, a pesar del poco tiempo en la liga. Será muy emocionante para mí ascender en esa lista. Todo ha sido muy rápido”, sonríe el oriental, de 26 años de edad.

“Estoy seguro de que no va a superar a todos”, dice Tapón Hernández. “Siempre tuve luz verde porque los managers sabían que esa era una de mis armas. Eso te da confianza a la hora de intentar un robo. Ezequiel posee esa seguridad en sí mismo y permiso para robar”.

Aunque Carrera no se presiona. Está satisfecho con lo que ha alcanzado hasta ahora.

“Me enfoco en mantenerme en las bases y anotar carreras. No estoy tratando de romper récords, solo quiero hacer el trabajo como primer bate y ayudar al equipo”.


Más agresivo

El reconocido estadístico Bill James sostiene que a menos que un pelotero tenga un alto porcentaje de éxito cada vez que salga a la conquista de una almohadilla, el robo es útil, de lo contrario irá en detrimento del equipo. La tasa de éxito debe estar entre 67% y 70% o más, para que valga la pena.

De por vida, Ezequiel Carrera exhibe 77% (61/79) en la LVBP, 75% (230/308) en ligas menores y 75% (18/24) en las grandes ligas.

“La clave ha sido ser más agresivo. Siempre he tenido la velocidad, pero en años anteriores no estaba siendo agresivo. Es lo que he hecho en 2013. Dejé atrás ese temor”, revela Carrera, que en 2013 estableció una marca personal en el sistema de granjas de las mayores con 43.


LaCifra

61

Los robos de Ezequiel Carrera desde la temporada 2008-2009, líder de la LVBP. Le sigue Gregor Blanco con 49.