• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Daniel Mayora ahora es un jonronero

“Apenas le dí sabía que la bola se iba a ir”, señaló Mayora | Foto Leonardo Noguera

“Apenas le dí sabía que la bola se iba a ir”, señaló Mayora | Foto Leonardo Noguera

El utility del Caracas ya suma cuatro vuelacercas, incluyendo el que disparó el jueves, para liquidar a La Guaira

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Daniel Mayora nunca ha sido un jonronero nato. Apenas una vez en toda su trayectoria en las menores logró alcanzar la doble figura, en 2007, con 14 estacazos de vuelta completa, en los tiempos en que pertenecía a los Rockies de Colorado.

Pero este es otro Daniel Mayora. Este se siente capaz de cambiar el curso de su carrera, y divertirse en el intento.

“Este es un buen estadio para dar jonrones”, expresó el infielder. “Por eso, en la última ronda de la práctica de bateo he estado tratando de alargar el swing y meterme un poquito por debajo de la pelota. Es lo que he buscado hacer en los juegos: alargar un poco el swing, cuando los pitchers se ponen abajo”.

Rafael Cova lo comprobó, la medianoche del jueves. No había permitido carreras en toda la campaña, pero le abrió con dos bolas a Mayora, con los Tiburones ganando por una y con Bob Abreu en circulación por boleto.

Cuando Cova vino por el home, buscando el primer strike, el toletero derecho aplicó la máxima que ha ensayado últimamente, antes de cada choque.

“Aquí la bola corre”, recordó el toletero derecho. “Por eso, en esa situación, traté de hacer buen swing, para ver si corría la pelota y la podía poner del otro lado”.

Cova abrió con slider. Mayora lo esperaba y lo dejó pasar. Luego le lanzó una recta cortada afuera. Bola dos.

“Sabía que iba a buscar la zona, así que traté de ponerme listo, para poder conectar la bola bien”, relató. “No fue tan lejos como el otro día, pero apenas le di, sentí que le di bien y que la bola se iba a ir”.

La Guaira ganaba 3 carreras a 2 en la parte baja del séptimo tramo. Yoanner Negrín había trabajado 6.1 innings sin rayitas y al marcharse había garantizado la continuación de esa imbatibilidad que el cubano exhibe en la LVBP desde el 11 de octubre de 2012.

No contaban con el swing largo de Mayora, para conseguir el batazo que volteó la pizarra y enrumbó el triunfo de los melenudos, en el Estadio Universitario.

“No fue tan lejos como el del otro día, pero sentí que le di bien, que la pelota podía correr y que se iba a ir”, apuntó el varguense.

La bola cayó en las gradas del center-left. Ventaja para el Caracas. Y a continuación, después de un ponche a Jesús Aguilar, también la botó Danny Dorn.

Era la rebelión que faltaba. Esas tres rayitas, más la que agregó Luis Rodríguez, quien pisó el home en el octavo gracias a un hit de Bob Abreu, terminaron con el duelo, aunque los Tiburones llenaron las bases ante el cerrador José Ascanio, el zurdo Edgar Alfonzo y Jess Todd, cerrojo circunstancial por el bajón de Ascanio.

Luis Sardiñas fue el último en ir a batear y soltó un globito que estuvo cerca de caer. Pero el patrullero derecho era Rico Noel, un guardabosques rápido, que puede correr las bases y que le llega a esos elevados en un santiamén.

Al final ganaron los Leones, 6 carreras por 4 sobre los Tiburones. Los escualos fallaron en dar el batazo en ese último acto, quizás porque ninguno de los que fue a batear con el empate a la vista trató de hacer el swing grande que está probando Mayora.