• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Dámaso Blanco y Juan Vené fueron elevados al Salón de la Fama

Dámaso Blanco, exaltado al Salón de la Fama de la LVBP / Foto Archivo

Dámaso Blanco, exaltado al Salón de la Fama de la LVBP / Foto Archivo

Las dos figuras del deporte nacional aseguraron estar sorprendidas por la elección, pero felices con el reconocimiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Dámaso Blanco y Juan Vené les llegó la inmortalidad sin esperarla. El primero descansaba en la habitación de un hotel, luego de viajar en la madrugada de ayer de Caracas a Valencia, tras el maratónico partido del miércoles entre Magallanes y La Guaira en el Universitario. El segundo atendía sus labores cotidianas de periodista, en su residencia en Coral Gables, Florida.

“No lo esperaba, pues no está en mi naturaleza competir por premios. Pero cuando me enteré sentí una gran alegría. En cuestión de segundos pasaron por mi mente muchos momentos importantes de mi carrera. Las personas que me ayudaron, mis padres, mi esposa y mis hijos. Todos aquellos que tuvieron algo que ver con mi desarrollo como pelotero”, dijo Blanco.

“Me siento como un telefonista”, bromeo Vené, al otro lado de la línea telefónica. “No sabía nada de eso, quizás por no estar en Venezuela no tengo el palpitar diario. Me llamaron y creí que me estaban tomando el pelo. Para mí es un honor llegar al lado de Dámaso Blanco”.

Ambos fueron exaltados ayer al Salón de la Fama del beisbol venezolano con los votos del Comité Histórico en las categorías Jugadores y Personalidades, respectivamente.

Vené apareció en las planillas de 10 de los 28 electores y superó a los otros dos finalistas, Marco Antonio de La Cavalerie y Carlos González, dos las voces más importantes en la historia de la narración deportiva del país; mientras que Blanco se impuso con otros 10 sufragios a Balbino Inojosa (6) y Guillermo Vento (8), estrellas durante la primera mitad del siglo XX.

“Pienso que formamos parte de un país que se está quedando sin memoria, tenemos la tendencia de olvidar a los fundadores, a los que hicieron posible el presente y el futuro que tendremos, y solo recordamos lo inmediato, por eso pienso que es importante el trabajo que ha hecho el Comité Histórico”, destacó Blanco, de 72 años de edad

El Brujo de Curiepe, como fue conocido por su excelsa defensa en la antesala, jugó 16 años en la LVBP, actuó en las grandes ligas con los Gigantes de San Francisco (1972-1974) y durante más de dos décadas ha trabajado en los medios radioeléctricos como comentarista.

“Soy el compendio de todas esas etapas. Fui Novato del Año (1960-61), campeón Panamericano (1959), conseguí títulos con Caracas y Magallanes. Pero también he sido analista en los medios. Una cosa es consecuencia de la otra. Mi vida es el beisbol y el Salón de la Fama es el techo, no creo que haya nada más. Por eso estoy tan honrado”, agregó Blanco.

Vené comenzó como reportero en junio de 1947 y ha trabajado en todas las fuentes del periodismo en varios medios, además de escribir y publicados 19 libros. Desde octubre de 1960 se ha dedicado a cubrir las incidencias de las mayores.

“Trabajé bastante, como periodista, muy poco como narrador, apenas cuatro años. Como periodista todavía estoy pendiente del beisbol venezolano”, indicó el fablistán, de 84 años de edad.

Blanco espera compartir con su esposa Lourdes y sus hijos Ronnie, Randie y Redgie, cuando sea exaltado. “Son los pilares de mi vida”, enfatizó.

Vené esperará a que le informen cuando tendrá que viajar hasta Valencia, para asistir a la ceremonia en el Museo del Beisbol.

“En realidad no me han dicho cuándo, me gustaría saberlo con tiempo por el tema de los pasajes. Será muy emocionante, son cosas que ocurren una vez en la vida. Es una buena herencia para el periodismo venezolano”.