• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Carrillo: Estamos esperándolos

México dejó postrado a República Dominicana con una bicicleta de Sebastián Valle |  AP

México dejó postrado a República Dominicana con una bicicleta de Sebastián Valle | AP

El manager de los Naranjeros de Hermosillo dijo a ESPN que lucharán por revalidar la corona sin importar el rival

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El día que comenzó la Serie del Caribe 2014, el manager de los Naranjeros de Hermosillo, Matías Carrillo, dijo que su equipo venía a defender la corona que el año pasado ganó para México el equipo Yaquis de Obregón.

Seis días después, los mexicanos están a un paso de conseguir el objetivo, tras vencer 3-2 a los dominicanos Tigres del Licey, en un reñido partido que no estuvo exento de polémica.

"Vamos a seguir igual, sea quien sea el rival. Ahora le toca a Venezuela y Puerto Rico hacer su trabajo y aquí estaremos esperándolos", dijo Carillo a Jorge Morejón de ESPN en su primer clásico caribeño como estratega.

Algunos errores arbitrales favorecieron a los Naranjeros, que dejaron en el campo a los Tigres con una jugada de bicicleta del catcher Sebastián Valle que remolcó desde segunda al cubano Yunesky Sánchez con la carrera del triunfo.

"A lo largo de mi carrera nunca le he echado la culpa a los árbitros, porque ellos son seres humanos que quieren hacer su trabajo también, al igual que nosotros como jugadores, como cuerpo técnico. Jamás me ha gustado discutir jugadas en bases o pitcheos, yo les dejo el trabajo a ellos. Se vino para acá el juego y gracias a Dios estamos aquí, pero igual se pudo ir a favor de nuestro rival", añadió el director mexicano.

Con empate a dos en el cierre del noveno y corredores en primera y segunda, Carrillo le dio luz verde a Valle para amenazar con el toque de bola y hacerle swing a la bola, en caso de que la defensa dominicana entrara demasiado rápido en busca del sacrificio. La jugada no pudo salir mejor, pues el bateador conectó una rola imposible de capturar por el campocorto quisqueyano Héctor Gómez.

"Mi manager me dijo que tratara de avanzar a los corredores a segunda y tercera, pero que si veía que ellos (los defensores) se adelantaban muy rápido le diera duro", dijo el héroe del partido con su hit de oro.

"Nunca antes había hecho esta jugada, nunca había estado en una situación así de que rompieran los infielders. Ahora se me dio y gracias a Dios salió la jugada", añadió Valle.

"Claro que hubiera sido más sabroso un jonrón, pero lo importante es que las cosas salieron bien y conseguimos el triunfo", concluyó el receptor azteca.

Ahora México buscará revalidar la corona hoy contra el vencedor de anoche entre los Navegantes del Magallanes de Venezuela y los Indios de Mayagüez de Puerto Rico.

República Dominicana se quejó del arbitraje

Por segundo año consecutivo, el representante de República Dominicana en Series del Caribe es eliminado por México.

En 2013 fue en la final, tras 18 peleadas entradas. En 2014, en la primera semifinal, también en un cerrado partido que concluyó de manera electrizante y que no estuvo exento de polémica por decisiones arbitrales discutibles.

"Fueron algunas jugadas que pudieron ser a favor de nosotros, pero que los árbitros decidieron por ellos. Una de esas fue el check swing en el octavo, que debió haber sido el tercer strike y que terminó forzando el empate al cantarla bola el árbitro", se quejó José Offerman, manager de los Tigres del Licey.

"Esas son decisiones, pero ellos son humanos también y eso es parte del juego", añadió.

En el noveno, Offerman abrió con Guillermo Mota a pesar de tener disponible a su cerrador Carlos Mármol. "Como éramos visitantes y el juego estaba empatado, preferí reservar a Mármol para cerrar. El empezó a calentar en el noveno, cuando se embasaron los dos primeros bateadores, pero no dio tiempo a usarlo", explicó el piloto.

La jugada decisiva fue un amago de toque de bola y cambio de señas, con que el bateador Sebastián Valle le hizo swing fuerte a la bola y sobrepasó a los infielders que entraron en busca del sacrificio.

"Nos sorprendió. Tenía que decidir entre mandar al cuadro adentro a buscar el toque o dejarlo un poco más retrasado, pero era una de dos. No se pueden hacer dos jugadas al mismo tiempo".

"De todos modos, me voy satisfecho con el equipo. Creo que hicimos buen trabajo y entregamos todo en el terreno, aunque no hayamos podido ganar", concluyó Offerman.