• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Con la firma de Carlos Beltrán se puso en marcha el Plan B de los Yanquis

El toletero bateó .296, con 24 jonrones y 84 impulsadas este año con los Cardenales | AP

El toletero bateó .296, con 24 jonrones y 84 impulsadas este año con los Cardenales | AP

El estelar jardinero puertorriqueño pactó por tres años y 45 millones de dólares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Carlos Beltrán está de vuelta en Nueva York, pero esta vez en el Bronx.

El estelar jardinero puertorriqueño pactó el viernes con los Yanquis por tres años y 45 millones de dólares, dijeron dos personas con conocimiento del acuerdo. El fichaje de Beltrán se concretó apenas horas después que el intermedista Robinson Canó decidió irse a los Marineros de Seattle, y el mismo día que el pitcher Hiroki Kuroda aceptó regresar para 2014 con los Mulos de Manhattan.

El acuerdo de Beltrán fue divulgado a la AP bajo la condición de permanecer en el anonimato, porque todavía faltaban los exámenes médicos de rigor y no había un anuncio oficial. El New York Daily News reportó primero el pacto.

Beltrán, de 36 años de edad, ha sido elegido en ocho ocasiones al Juego de Estrellas, y jugó con los Mets entre 2005-11, cuando fue canjeado a San Francisco. El boricua firmó un contrato por dos años y 26 millones de dólares con los Cardenales de San Luis antes de la temporada de 2012, y este año disputó su primera Serie Mundial.

Aquejado por lesiones en las rodillas, Beltrán ha mantenido su potencia en el bate, especialmente en la postemporada. Bateó .296, con 24 jonrones y 84 impulsadas este año con los Cardenales, y agregó dos cuadrangulares y 15 remolcadas en los playoffs.

Beltrán se lastimó las costillas en el primer partido de la Serie Mundial cuando chocó con la pared del jardín derecho en Fenway Park al robarle un grand slam al jugador de Boston, David Ortiz.

Beltrán se integra a unos jardines de los Yanquis que cuentan con Brett Gardner, Ichiro Suzuki y Alfonso Soriano, además de Jacoby Ellsbury, quien acaba de pactar por siete años y 153 millones.

El puertorriqueño probablemente se desempeñará también como bateador designado.

Más dinero. Los Yanquis trataron de convencer a Robinson Canó. El dominicano podía tener una gira de despedida como la de este año del panameño Mariano Rivera, además de seguirle los pasos a Derek Jeter como leyenda de los bombarderos del Bronx.

Canó podía ser el primer quisqueyano en tener un monumento en el Yankee Stadium. Sin embargo, mientras los Yanquis presentaban estos argumentos, temían que una oferta mayor podía persuadir al segunda base a firmar con otro equipo. Y la gerencia del equipo no consideraba que había retener al camarero a toda costa.

Al final, los Marineros se comprometieron por una década con Canó, algo que no estaban dispuestos a hacer los Yanquis. Se ha informado que el dominicano ha pactado por 10 años y 240 millones de dólares con Seattle, recordó MLB.COM.

El gerente general de Nueva York, Brian Cashman, dijo que su club podía irse con el plan B en caso de Canó no regresar al equipo. Parece que así es, con el pacto acordado con el boricua Carlos Beltrán.

"Todo el mundo es reemplazable", dijo el ejecutivo. "Es un concepto en equipo. Algunas personas son más difíciles de reemplazar que otros, sin duda. Continuaremos haciendo nuestro negocio como lo venimos haciendo y trataremos de acumular la mayor cantidad posible de jugadores de calidad".

El pacto de Canó empata el del también dominicano Albert Pujols por el tercero más grande en la historia. Solo los contratos de Alex Rodríguez con los Rangers (10 años, 252 millones de dólares) y los Yanquis (10 años, 275 millones) han sido más lucrativos. Los bombarderos querían que regresara Canó, pero se limitaron a ofrecer siete años.

La partida de Canó le brinda a los Yanquis una mayor flexibilidad para llenar sus otros huecos y al mismo tiempo mantenerse por debajo de los 189 millones de dólares en su nómina.

La gerencia del equipo ha contactado al segunda base venezolano Omar Infante, un agente libre. Infante tuvo promedio de .318, porcentaje de embasarse de .345 y slugging de .450 con los Tigres en 2013 y encabeza la lista de candidatos deseados para sustituir a Canó.