• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Caracas sonríe otra vez

Bob Abréu dio sus imparable número 500 en la pelota venezolana / AVS Photo Report

Bob Abreu a la cabeza, de nuevo jonronero./ AVS Photo Report

La victoria de anoche sobre el Magallanes, 5 carreras por 3, en el Universitario, puso a los Leones a juego y medio de la punta y con la firme esperanza de regresar a la final

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El manager Dave Hudgens salió a la rueda de prensa de anoche con una sonrisa de 13 victorias en los últimos 17 juegos. Un gesto de segundo lugar, a juego y medio de la punta. Una satisfacción nacida de una certidumbre, tras ver ganar a los suyos 5 carreras por 3: "Los muchachos están ejecutando".

Caracas dio un paso importante en la carrera por meterse en la final, al derrotar al Magallanes en un atestado estadio Universitario. Todos hicieron lo suyo, para mantener la esperanza de seguir en carrera.

Ejecutó el abridor Yoanner Negrín, al llevar el duelo hasta el sexto tramo.

Ejecutaron los relevistas, al trabajar cuatro entradas en blanco.

Ejecutaron los titulares, con Bob Abreu a la cabeza, de nuevo jonronero.

Y ejecutó la banca, al reaparecer Daniel Mayora por una dolencia de Alex González y convertirse en la figura ofensiva del partido.

"El pitcheo es la clave de todo", atizó Hudgens. "Si el pitcheo está bien, lo demás se encamina. Y los relevistas hicieron un gran trabajo".

Los líderes vinieron a la capital buscando un triunfo que les dejara a punto de desembarcar en el buen puerto, con Pablo Sandoval en el roster y el ánimo de saberse un poco más potentes desde esta semana.

"Fue un juego de pequeños detalles", admitió su derrota Carlos García, el piloto de la nave. "Cuando no ejecutas, el juego se complica. Pero estuvo ahí. Cometimos errores y pagamos por ello".

Dos sucias contra Negrín en el primer episodio parecían marcar el rumbo de los bucaneros.

"Ese inning prometía, pero no pudimos aprovecharlo", siguió García.

"Después del error (de Henry Wrigley) estuve un poco regado, pero pude luego hacer los pitcheos para sacar los outs", terció Negrín.

Abreu comenzó la remontada con un jonrón solitario en el segundo, que le sirvió para igualar una marca caraquista y superar otra: emuló los seis cuadrangulares de Jesús Guzmán en una semifinal y superó los 14 vuelacercas de Antonio Armas en postemporadas.

"Estoy muy orgulloso por eso, pero además muy contento porque se logró el objetivo de sumar otra victoria", expresó el Comedulce.

Después vino Mayora, con su triple del cuarto, que empujó las dos de voltear la pizarra. Y el sencillo de Yangervis Solarte, que puso a Mayora en casa. Y el desempeño del bullpen, cuando Negrín flaqueaba. El ticket para la final vuelve a lucir posible para la banda de la capital.

"Lo que más quiero es ser campeón, eso sería tremendo", exclamó Mayora, que le deja a Hudgens la decisión de volverle a alinear.

A Abreu le sorprende que todavía se escuchen pitas para el timonel, luego de esas 13 victorias en las últimas 17 salidas.

"El papel de Dave ha sido fundamental", dijo el aragüeño, con gran seriedad. "Ha hecho los movimientos correctos. Ha traído a los lanzadores en el momento que debía hacerlo. Nos ha dado la confianza. Y cuando tuvimos ese mal comienzo en el round robin, supo decirnos en un mitin lo necesario para empezar a hacer las cosas como debíamos nuevamente".

El secreto, para Hudgens, es simple: "Es cuestión de cómo enfrentar la situación. Se los dije, un pitcheo a la vez. Si mantenemos nuestro foco, todo va a salir bien".

Todavía quedan encuentros que disputar, pero el manager y sus Leones salieron anoche hacia Maracaibo con una gran sonrisa, más cerca del primer puesto y con renovada fe.