• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

“Cabrera va para el Salón de la Fama”

Cabrera, MVP de la Liga Americana | Foto AP / Archivo

Cabrera, MVP de la Liga Americana | Foto AP / Archivo

Leyendas del beisbol venezolano celebran el nuevo premio como Jugador Más Valioso de Miguel Cabrera y evalúan lo hecho por el aragüeño. Las estrellas también admiran al bateador del momento en las grandes ligas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El más habilidoso bateador que dio Venezuela el siglo pasado se sienta cada noche, entre abril y octubre, a ver las transmisiones de las grandes ligas. Cada vez que la señal pone en la pantalla el juego de los Tigres de Detroit, Víctor Davalillo se arrellana con mayor regusto en el sillón. Le gusta ver a los felinos, porque puede ver a Miguel Cabrera plena en acción.

“Es el mejor que ha dado nuestro país”, aseguró el hombre que durante 16 años actuó en las mayores y que en nuestra pelota profesional disparó 1.505 hits.

Davalillo se apasiona cuando describe a Cabrera, el aragüeño que desde 2012 es la gran figura de la gran carpa, con una Triple Corona y dos premios como Jugador Más Valioso, más un sinfín de galardones que han ido llenando de placas y trofeos sus casas en Estados Unidos y Maracay.

“No sé cómo expresar lo que para mí ha hecho”, continuó el zurdo. “No es solamente lo que ha logrado para nosotros, sino también para los peloteros salidos de la cuenca del Caribe y para los propios americanos; sí, hasta ellos deben sentir envidia, porque no es fácil lo que él ha logrado”.

Cabrera coronó ayer otra cosecha de ensueño, muy similar a la del año anterior, al ser distinguido nuevamente como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Al igual que en el torneo pasado, consiguió el premio Hank Aaron y el Players Choice Award, fue escogido como Jugador del Año por Sporting News, ganó el capítulo Detroit del Roberto Clemente y fue consagrado como el Tigre del Año, además de agregar su cuarto Luis Aparicio a unas vidrieras totalmente abarrotadas.

“El bateo no es cosa fácil”, advirtió Davalillo. “Hay que trabajar demasiado fuerte para ser bueno”.

“Miguel tiene un swing completo, porque sabe cubrir el plato”, terció Bob Abreu, probablemente el toletero venezolano más completo en la historia de las mayores y un confeso admirador de su paisano. “Con la misma fuerza y contacto que puede darle a la pelota para el leftfield, puede darle al centro y al right”, prosiguió Abreu. “Y tiene una disciplina que no se ve mucho, porque se presta atención a sus jonrones. Pero él busca su pitcheo y se asegura de hacer el mejor contacto”.

“Miguel es un fenómeno”, intervino Antonio Armas, el primer gran jonronero de Venezuela en las mayores. “Yo tenía fuerza, pero para una sola banda. Casi todos los bateadores en mi tiempo éramos así. Él tiene tanta fuera por el right como por el left. Es una cosa extraordinaria”.

Cabrera ha trepado a lugares antes impensados para un criollo. Davalillo confiesa que nunca concibió ver cosechas semejantes en uno de sus compatriotas.

Lo claman los números tradicionales. A la Triple Corona de 2012 añadió otros 44 cuadrangulares esta vez, su tercer título de bateo consecutivo —una verdadera rareza para un paleador derecho— y 137 empujadas.

Lo aseguran también sus promedios, mejores que los del torneo pasado, con .348/.442/.636 y 1.078 de OPS, el más elevado en la historia para un nativo.

Lo afirma también el nuevo análisis. Su OPS ajustado de 187 significa que fue un bateador 87 por ciento mejor que el promedio de sus colegas en 2013.

“Es un natural”, afirmó Abreu. “La primera vez que lo vi batear, me di cuenta de que era diferente. Pero ha ganado experiencia. Ahora sabe qué le van a lanzar”.

“Es un pelotero increíble”, insistió Armas.

“Para ser tan bueno, se necesita tener mucha precisión e inteligencia”, advirtió Davalillo.

Por eso los premios. Por eso es el Jugador Más Valioso. Lo dice el más grande del siglo pasado: “Él va para el Salón de la Fama”.


Tranquilo y en familia

Miguel Cabrera vivió reposadamente las horas previas al anuncio. El miércoles casi ni habló de ello. Se reunió junto a su esposa Rosángel con directivos de la fundación que ambos lideran, para evaluar las obras de beneficencia realizadas y los planes inmediatos. Luego vio a su agente Arn Tellem. Estuvo distendido, relajado. Bromeando, según quienes compartieron con él en la víspera de su segundo premio como Jugador Más Valioso. “Creo que estábamos más nerviosos que él”, señaló uno de sus allegados. Ayer se reunió en casa con familiares y algunos amigos, “súper tranquilo”. Con ellos celebró.