• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Samurai enferiado

Alex Cabrera, jugador de los tiburones de La Guaira | Foto AVS Photo Report

Alex Cabrera, jugador de los Tiburones de La Guaira | Foto AVS Photo Report

“El Samurái” se convirtió en el primer pelotero que dispara tres jonrones en el estadio Luis Aparicio. Siguió los consejos de Salvador Pérez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alex Cabrera hizo historia ayer en Maracaibo. Y lo consiguió en una fecha especial para los zulianos. “El Samurái” se convirtió en el primer pelotero que dispara tres jonrones en un juego en el estadio Luis Aparicio.

“Estoy impresionado de lo que hice, sé que no es nada fácil botar la bola en un estadio donde la pelota no sale con facilidad”, dijo Cabrera tras el triunfo de los Tiburones de La Guaira 6-2 contra las Águilas del Zulia.

“Salvador (Pérez) es un muchacho inteligente. Antes del juego, me dijo que me preparara a los pitcheos pegados y no fue mentira”, agregó. “Sinceramente, no salí a buscar jonrones, sólo quería hacer buenos contactos”.

El primer cuadrangular lo soltó en el capítulo inicial con un hombre en base ante el abridor zurdo Alex Torres. El siguiente fue en el sexto inning contra el también zurdo Roy Merritt; ambos cayeron en la grada del jardín izquierdo. El último se lo dio al derecho Yeiper Castillo por el jardín central. “Los dos primeros fueron con rectas adentro y el tercero fue con una slider. En ese turno, yo pensé y me imaginé que me vendría con la slider y así fue”, relató el cuarto bate.

De esta manera, Cabrera se convirtió en el pelotero 18 que suena tres de vuelacercas en un juego en la LVBP, justamente en el encuentro honor a La Chinita y en conmemoración de los 60 años del estreno del Salón de la Fama, Luis Aparicio en la pelota profesional.

La Guaira sumó su segundo triunfo seguido, el noveno en los últimos 12 juegos. Águilas, por su parte, dejó récord en 23-22 en los Clásicos de La Chinita.

Antes del compromiso de ayer, el estadio Luis Aparicio tenía promedio de 1.33 jonrones por juego; por lo que junto al Nueva Esparta (Margarita), es uno de los más difíciles para que los toleteros saquen la bola, por la brisa que sopla desde los jardines hacia el plato.


Pide respeto. En medio del ambiente festivo que había en el graderío, con gaitas y shows, Cabrera fue el director de orquesta personal de los 15.959 asistentes. Después de cada tablazo de cuatro esquinas, al llegar al dugout, señalaba a las tribunas con un dedo en la boca en señal de pedir silencio.

“Lo único que les digo es que no hablen tanto, que ellos se tienen que callar, ellos vienen para verlo a uno jugar y deben respetar a uno, aquí los fanáticos no paran de gritar”, esbozó el refuerzo de las Águilas la pasada campaña en el round robin, donde sólo bateó para .175 sin remolcadas. “Cuando no se puede batear, no se puede”.

Cabrera llegó a 8 jonrones en la campaña (104 de por vida), 7 como visitante y marcha tercero en el liderato de la liga a dos de Jesús Aguilar. Subió su promedio a .395 con 28 remolcadas.

Aunque es prematuro, la Triple Corona ya es tema de conversación: “Quien lo hizo fue uno de apellido Cabrera (Miguel), quien quita que lo pueda hacer otro Cabrera como yo”.


EN CIFRAS


3

De los 18 bateadores que han disparado tres jonrones en un juego la LVBP, los últimos 3 son de los Tiburones de La Guaira: Scott Van Slyke y Javier Herrera lo hicieron el año pasado.


18

Esa es la cantidad de cuadrangulares que Cabrera le ha conectado a las Águilas del Zulia, los Tigres de Aragua y los Caribes de Anzoátegui en 17 campañas en la LVBP; son los equipos que más vuelacercas han recibido de su bate.