• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Aprueban el plan para el nuevo estadio de los Bravos de Atlanta

El contrato de arrendamiento del Turner Field es hasta 2016 | FOTO AP

El contrato de arrendamiento del Turner Field es hasta 2016 | FOTO AP

La inversión será de 672 millones de dólares y esperan estrenarlo para la temporada de 2017

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los Bravos de Atlanta están más cerca de mudarse del centro de la ciudad, donde ha estado ubicado el hogar del equipo de las grandes ligas por los últimos 47 años.

La comisión del condado de Cobb, un suburbio de Atlanta, aprobó esta semana con votación de 4-1 la construcción de un nuevo estadio a un costo de 672 millones de dólares, que las autoridades quieren que esté listo para la temporada de 2017. El estadio estará ubicado a unos 16 kilómetros al noroeste de la capital del estado de Georgia.

La votación se produjo después de audiencias en las que hubo deposiciones a favor y en contra del proyecto, que necesitará millones de dólares en financiamiento público.

Cuatro de los cinco comisionados, entre ellos el director de la comisión Tim Lee, dijeron que tras largas consultas con los Bravos, creen que el proyecto será positivo para la zona.

"Este es un día muy importante e histórico para nuestro equipo", dijo el presidente de los Bravos, John Schuerholz, luego de la votación.

Mike Plant, encargado del lado comercial de los Bravos, indicó que el acuerdo no puede esperar si quieren que el estadio y el centro de entretenimiento que lo acompañará estén listos para la campaña de 2017.

"Hoy llegamos a la meta. Mañana tenemos una nueva línea de salida", indicó.

La decisión de los Bravos sorprende ya que van contra la corriente del resto de los equipos de las grandes ligas, que buscan estadios céntricos. Pero el equipo explica en su página oficial que el nuevo estadio estará más cerca de los suburbios del norte, donde se concentra el grueso de los fanáticos que los siguen.

"La razón del traslado es simple", señala la información oficial, "el sitio actual tiene algunos problemas que no tienen solución y que se agravarán con el paso de los años".

Estos problemas están relacionados con el acceso de los aficionados al Turner Field. No hay medios de transporte masivo buenos, ni espacios suficientes de estacionamiento ni acceso directo a las carreteras interestatales.

Además, los Bravos argumentan que no tienen control de lo que se hace en los alrededores del estadio Turner Field porque no pueden ofrecer tampoco toda la seguridad que les gustaría.