• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

Andrés Torres, de la pista y campo a la Serie Mundial

El grandeliga dijo que le debe mucho al beisbol venezolano y explicó cómo se convirtió en pelotero a los 18 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Andrés Torres comenzó a jugar beisbol casi a los 18 años. A esa edad tuvo que aprender los fundamentos de la disciplina, siendo la pista y campo su primera pasión. La perseverancia, el trabajo y entrenamiento lo hicieron convertirse en pelotero a una edad considerada avanzada por los scouts, que apenas lo vieron correr decidieron ofrecerle un contrato.

En 2010 ganó la Serie Mundial con los Gigantes de San Francisco, donde al estar rodeado de venezolanos comió arepas hasta el cansancio, e hizo amistades como la que sostiene con Jesús Guzmán, quien lo invitó a Venezuela a pasar unas cortas vacaciones.

“Yo era un corredor de pista y campo. Hubiera podido correr 100 metros en menos de 10 segundos. Yo registré 10:40 cuando tenía 18 años, pero la pelota paga más”, soltó Torres en el estadio Universitario, donde se le vio uniformado con los Leones del Caracas.  

“Pensaba que el beisbol era correr y tuve que aprender de cero. Casi con 18 años fui al colegio para aprender a jugar. Gracias a Dios me firmaron. Se ve fácil por televisión, pero tuve que aprender a la mala. Recuerdo que estaba jugando en Puerto Rico y unos scouts me vieron correr. Se me acercaron y me dieron sus tarjetas. Cuando gané la Serie Mundial no lo podía creer. Dios es grande”.

Torres, quien viene de pasar por el quirófano para reparar una lesión en el talón de Aquiles, reconoció que le debe mucho al beisbol venezolano, inclusive lo pondera por encima de cualquiera. Recuérdese que el jugador de raíces borícuas jugó con los Caribes de Anzoátegui en la 2007-08, dejando una línea de .301/.345/.534 con 22 remolcadas, 21 dobles, seis triples y cinco jonrones.

“Cuando vine a Venezuela no tenía trabajo. Después firmé con los Cachorros y luego pasé a los Gigantes. Me encanta esta liga. Es uno de los mejores campeonatos del Caribe. Lo que más recuerdo es la fanaticada. Aquí los fanáticos son muy apasionados. Este beisbol es de grandes ligas. Aquí me fue bien”.

Torres tiene muchos lazos en Venezuela. Ha compartido con Gregor Blanco, Marco Scutaro, Pablo Sandoval, Héctor Sánchez, Omar Infante, Guzmán, Bob Abreu, Omar Vizquel, entre muchos otros. “En San Francisco comí muchas arepas. El pasticho y las hallacas también me gustan”, aseguró quien dio su opinión acerca de lo que ocurre en el beisbol en Puerto Rico.

“Lo que pasa en Puerto Rico es que no hay fanaticada. Ya no les interesa el beisbol. Los muchachos prefieren estar jugando Playstation”, sentenció.