• Caracas (Venezuela)

LVBP 2013 - 2014

Al instante

“Aprendí mucho de Bailey”

El estratega asegura que al ambiente en los Tigres mejoró con la salida de Buddy BaileyFOTO: AVS PHOTO REPORT

El estratega asegura que al ambiente en los Tigres mejoró con la salida de Buddy BaileyFOTO: AVS PHOTO REPORT

Rodolfo Hernández, manager de Aragua, habló acerca de su estilo, el legado de su predecesor y la sabermetría

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rodolfo Hernández nunca imaginó que en medio de la exitosa era de Buddy Bailey tendría la oportunidad de estar al frente de los Tigres de Aragua, equipo con el que ya tiene 16 temporadas como técnico y conoce desde todas sus aristas. Pese a que en la 1999-2000 fue el estratega interino, y en la 2000-2001 lo fue a tiempo completo, fue en la presente campaña cuando el destino tocó su puerta, al saber que Bailey, quien ganó seis campeonatos en 12 temporadas, sería cesanteado por los malos resultados.

“Popy”, como lo llaman desde su época en Magallanes, aseguró que es un manager más apegado a su instinto que a las estadísticas, sin darle a la sabermetría un valor superlativo. Estar junto a Bailey por muchos años fue una especie de pasantía para el maracayero, quien también dijo que con la salida de su predecesor el ambiente en el clubhouse mejoró.

- ¿Le ha sido difícil sustituir a un manager tan exitoso como Buddy Bailey?

- No me ha costado porque conozco a la mayoría de los muchachos desde hace años y confían en mí. He hecho las cosas con confianza y respeto y eso me ha dado resultados. Vamos poco a poco. Espero juntar mis conocimientos como coach para llevar a los Tigres al campeonato.

- ¿Alguna vez imaginó que serías de nuevo el manager de Aragua?

- Nuca esperé volver a ser manager y menos cómo sucedieron las cosas. A veces las cosas ocurren cuando menos te las esperas y tienes que tener el valor para afrontar el reto con valentía. Aquí estamos, tratando de hacer el mejor trabajo posible.

- ¿Qué aprendió de Bailey?

- Buddy era un maestro en el arte de manejar el pitcheo. Sabía darles a los peloteros un papel. Preparaba los partidos con mucha responsabilidad y la disciplina que impartió fue muy importante en los títulos que alcanzó. Aprendí muchas cosas de él, pero cada uno tiene su personalidad, tanto fuera como dentro del terreno de juego.

- ¿En qué se diferencia de su predecesor?

- Soy un manager más agresivo. Mi estilo es muy distinto al de Buddy. A mí me gusta el bateo y corrido, tocar la bola y hacer las cosas pequeñas. No siempre los peloteros van a dar jonrones, así que de vez en cuando hay que correr las bases y anotar. Tampoco es que voy a tocar y robar bases con bateadores como Wilson Ramos y Oswaldo Arcia, por ejemplo. Todo depende de las situaciones del juego, pero sin duda, Bailey era más conservador que yo.

- ¿La salida de Bailey favoreció al equipo?

- El ambiente mejoró mucho. Ahora hay más armonía entre todos y los peloteros recuperaron la ambición, esa que nos hizo ganar seis campeonatos en 12 años. Muchos jugadores habían perdido las ganas, el hambre. Ahora todos salimos con energía a luchar cada partido. Todos estamos unidos en procura de la clasificación al round robin.

- ¿Qué le falta a los Tigres para volver a ser favoritos?

- Lo que necesitamos es tener una rotación de abridores consistente. Espero mucho de mis lanzadores y en estos momentos cuatro abridores gozan de mi entera confianza. Si mis abridores pueden darme de cuatro a cinco innings sólidos tenemos la posibilidad de luchar los primeros lugares. La ofensiva ha respondido, eso no me preocupa.

- ¿Por qué le dicen Popy?

- Ese apodo me lo pusieron en mis tiempos de jugador con Magallanes (entre 1987 y 1993). Me la pasaba echando broma con mis compañeros. Siempre estaba contando chistes y todos se reían. Por eso me pusieron Popy. Decían que era gracioso. 

- ¿Es supersticioso?

-A veces lo soy. Cuando viajamos a Margarita para enfrentar a los Bravos me colocaron en el hotel una cinta anaranjada en la muñeca, de esas que te ponen para saber que estás registrado. Desde ese momento ganamos cinco encuentros seguidos y decidí no quitarme la cinta. Son cosas que nos animan, dan fuerza y hacen creer que podemos seguir ganando. No tengo nada en contra de las supersticiones.

- ¿Maneja y entiende la sabermetría?

- Me gusta entender las estadísticas modernas, ya que siempre es importante conocer de números en el beisbol. Sin embargo soy un manager que le hace más caso al instinto que a los números. El beisbol no es sólo números, y en la mayoría de los casos prefiero hacerle caso a mi intuición que a las estadísticas. Así falle, me voy a sentir mejor conmigo si le hago caso a mi instinto. Creo que como fui jugador veo este deporte desde otra perspectiva. 

- ¿Qué managers le han influenciado más en su carrera como técnico?

- Phil Regan fue un manager que me enseñó muchas cosas. Él era muy agresivo y en muchas ocasiones se salía del llamado “librito”. Aunque no ganó muchos campeonatos en Venezuela considero que es uno de los mejores estrategas que ha pasado por el país. Bailey también me dejó muchas cosas, entre ellas un equipo al que tengo que llevar al título. Le debo mucho a ambos. Espero que los mejores años de los Tigres estén por venir.