• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

A limpiar la casa

Cabrera deberá someterse a una prueba antes de la próxima campaña | Foto AVS Photo Report / Archivo

Cabrera deberá someterse a una prueba antes de la próxima campaña | Foto AVS Photo Report / Archivo

 La LVBP aprobó el instrumento legal con el que se propone, desde la próxima temporada, librar del uso de sustancias prohibidas el espectáculo nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alex Cabrera escribió una página memorable en la historia del beisbol venezolano durante la temporada pasada, al convertirse en el primer hombre que sacudió más de 20 jonrones (21) durante un torneo. Fue una gesta impresionante que lo estableció como uno de los toleteros más trascendentales en los anales del circuito local… Lamentablemente, algunos recordarán toda la vida esta hazaña con pinceladas de duda en vez de la lógica celebración.

La mancha del supuesto uso de sustancias prohibidas ha amenazado con arruinar la credibilidad de uno de los momentos más espectaculares de la pelota rentada. El Samurái dio positivo al uso de estanoszolol mientras jugaba en México este año, un esteroide anabolizante popular entre atletas que buscan un rápido desarrollo muscular de manera artificial. Pero en Venezuela nunca ha dado positivo. De hecho, en la campaña anterior jamás se le practicó un test antidopaje.

La Liga Venezolana de Beisbol Profesional no quiere que esto vuelva a ocurrir. Por eso su alto mando aprobó esta semana un programa antidopaje, junto con un código de ética y disciplina. Las metas principales son limpiar el deporte, eliminar las dudas y salvaguardar el honor de los profesionales que sean inocentes.

“Lo que se quiere es colocar un freno al uso de sustancias prohibidas y fomentar el juego limpio”, afirmó Oscar Prieto, presidente de la LVBP al confirmar la aprobación del reglamento.

Por escrito. Las sanciones por el consumo de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento de manera artificial van desde 25 juegos de suspensión hasta 3 temporadas en casos de reincidencia. Las pruebas estarán a cargo de especialistas, quienes las realizarán por sorpresa y al azar. Además, serán supervisadas por dos personas vinculadas a la LVBP, que tendrán la tarea de velar el cumplimiento de las normas recién aprobadas. Un laboratorio, que está ubicado en Los Ángeles, brindará los resultados en 15 días.

A juicio de Arturo Marcano, abogado y analista legal en materia deportiva, el paso dado por la LVBP es relevante; pues antiguamente las reglas del juego no estaban claras. “Hay que capturar al que hace trampa, pero también proteger al inocente”, afirma.

El especialista insiste en que la creación de este reglamento era necesaria. "Antes no se entendía en lo absoluto para qué amenazaban con hacer las pruebas. ¿Qué pasaba con alguien que salía positivo? No existía una política antidopaje que estipulara un castigo ni el necesario proceso de apelación. Ahora se cuenta con un documento que especifica ciertas conductas indebidas que requieren una sanción y su debido proceso. Las pruebas son solo una parte importante dentro de un grupo de medidas. Ahora el reglamento existe. Y eso es positivo”.

Es cierto. Por la inexistencia de un instrumento legal, en el pasado se manejó el asunto con improvisación y discreción; hasta el punto de que decenas de casos pasaron por debajo de la mesa. Una fuente vinculada a la LVBP, que declaró bajo condición de anonimato, reveló que hace un par de zafras al menos cinco jugadores dieron positivos en pruebas aleatorias, incluido un grandeliga venezolano en ejercicio que alegó haber tomado un medicamento adquirido en una tienda de suplementos vitamínicos, sin saber que consumía una sustancia ilegal. La información no fue divulgada para no afectar la carrera de los peloteros ni someterlos al escarnio público, insistió el informante.

Inspección paralela. Los controles antidoping son coordinados en Venezuela por el Ministerio del Deporte y el IND, organismos que toman, con cierta irregularidad, las muestras que son procesadas en el exterior.

Con el nuevo programa antidopaje, la LVBP podrá ejercer el derecho de controlar y sancionar a los jugadores, aunque los entes gubernamentales seguirán con la facultad de realizar las pruebas que consideren pertinentes en el momento que crean necesario. De este modo, los fanáticos no tendrán argumentos para dejar de disfrutar los rendimientos espectaculares que se den en el terreno.

“El hecho de que Cabrera saliera positivo en México no tiene que restarle a los fanáticos la alegría que sintieron por la hazaña que consiguió acá el año pasado”, opinó Antonio José Herrera, vicepresidente de los Tiburones de La Guaira. “El proceso allá fue poco riguroso, hasta el punto de que Alex cuestionó legalmente la legitimidad de esos resultados. Por eso es tan importante este nuevo programa que se llevará a cabo en Venezuela. Ya no habrá especulaciones con las actuaciones de nuestros peloteros y podremos disfrutar de un beisbol más limpio y sano, sin discutir los récords y pergaminos de cada quien. Alex se someterá a un test antes de comenzar la temporada, saldrá negativo y luego seguirá dando jonrones que nadie cuestionará”.

Manual de Carreño
La LVBP contará desde la próxima campaña con un código de ética y disciplina que estipula sanciones, multas y castigos a jugadores, árbitros y directivos que ejecuten comportamientos considerados indebidos. El reglamento posee 45 artículos divididos en 5 capítulos, que especifican cuáles serán las faltas que generarán llamados de atención, amonestación escrita, multa o suspensión.

Tanto el código de ética y disciplina como el Reglamento Antidopaje serán enviados por la LVBP a los ocho equipos para que estos se encarguen de notificar a los jugadores acerca de la existencia y aplicación de estos instructivos a partir de la venidera zafra.