• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Un largo viaje para jugar 90 minutos

Vizcarrondo pasó 12 horas en Maiquetía | FOTO REUTERS

Vizcarrondo pasó 12 horas en Maiquetía | FOTO REUTERS

Los legionarios llegaron a la 1:15 de la madrugada del martes a la concentración de la selección, para preparar el duelo contra los bolivianos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los rostros de los jugadores de la selección nacional al llegar al hotel de concentración en San Cristóbal, reflejaban de manera elocuente en cansancio que sentían después de una larga travesía que se extendió más de lo pautado.

Un torrencial aguacero que comenzó a caer en San Cristóbal el lunes a las 8:30 pm, impidió que el avión despegara de Maiquetía a la hora pautada (9:00 pm), y terminó saliendo del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar pasadas las 11:00 pm.

Jugadores como Fernando Aristeguieta, Gabriel Cichero y Oswaldo Vizcarrondo, quienes arribaron al país cerca de mediodía, tenían ya más de 12 horas de espera en la zona de embarque del terminal nacional, mientras que otros como Roberto Rosales, a quien le fue robado su teléfono celular en el aeropuerto, o Tomás Rincón, padecieron el rigor de estar despiertos más de 24 horas, entre viajes y traslados.

En el lobby del hotel los esperaba César Farías. A todos los recibió con un abrazo y una palmada en los hombros, tratando de reconfortarlos después del trajinar de un día de viaje largo. El primero en ingresar al hotel fue Andrés Túñez, visiblemente afectado por la decisión del Celta de Vigo de cederlo durante ésta campaña, ya que Luis Enrique, el DT del cuadro gallego, no cuenta con él.

Los legionarios llegaron, se cambiaron, y cenaron en un salón del hotel donde cerca de las 9:00 pm ya habían hecho lo propio Yohandry Orozco, César González y Franklin Lucena. "Maestrico", de hecho, recibió la visita de su esposa y su hijo Mathias, y el volante y Orozco jugaron con el niño de dos años de nacido, en medio de una distendida primera jornada de concentración.