• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

La larga travesía del pasajero Quijada

Quijada marcó un gol contra Inti Gas en la Copa Sudamericana | Foto AVS Photo Report / Archivo

Quijada marcó un gol contra Inti Gas en la Copa Sudamericana | Foto AVS Photo Report / Archivo

El lateral zurdo atravesó el continente americano con Caracas y luego hizo 40 horas de vuelo con la selección rumbo a Asia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una de las preocupaciones más notables del cuerpo técnico de la selección para la gira por Corea y Japón, era lo largo del periplo hasta suelo asiático. Sin embargo, a Ruberth Quijada no le importaba nada, a pesar de que apenas la semana pasada tuvo que atravesar Suramérica de ida y vuelta en menos de seis días.

El lateral izquierdo del Caracas formó parte de la expedición de Eduardo Saragó que ganó al Intigas de Ayacucho en Perú, aquel viaje lleno de incomodidades para los capitalinos, y que tuvieron que realizar en tres días, al menos en la ida, y dos más para el regreso a casa.

A pesar de semejante trajín, Quijada no dudó en saltar de felicidad cuando vio su nombre en la lista de llamados a ir al lejano oriente. “Cuando te llama la selección, no importan las horas de vuelo, el cansancio de los viajes, o lo que sea. Ahí uno tiene que ir, sí o sí. Así tengas que pasar cien semanas en avión, en barco, en canoa, hay que ir como sea”, explicó entre risas.

“Es un orgullo estar en el primer llamado de este nuevo ciclo de la Vinotinto, y volver así a una convocatoria de la selección nacional”, agregó el zaguero.

En Caracas, Quijada admite que no viene jugando con la regularidad que le gustaría, pero a la vez, asegura que le regocija el buen momento que atraviesa su compañero de equipo, Francisco Carabalí, quien compite con él por jugar en el lateral zurdo.

“Estoy muy contento por el rendimiento de Carabalí”, dijo. “No he dudado nunca en decírselo. En Caracas esperaré mi chance. Lo aproveché contra Intigas, anoté un gol, pero eso no es nada, y sé que tengo que tener paciencia para lo que viene. Ojalá pueda seguir peleando un lugar”, apuntó.

Al mismo tiempo, el jugador entiende que en la selección nacional le toca pelear su sitio con  Gabriel Cichero. “Como jugador, uno lo que desea es pelear un puesto y tratar de convencer al técnico. La oportunidad de pelear está, y al final esto es lo que importa”, remató el monaguense.